Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco reprocha el revisionismo histórico que no aprecia el valor de las tradiciones


En la histórica Ciudadela de Quebec, esperaron a Francisco la gobernadora general Mary May Simon y el primer ministro del país, Justin Trudeau.

El Papa se reunió con ambas autoridades por separado y Mary May Simons le confesó una anédota personal.

Estoy estudiando francés ahora. Voy a aprenderlo. Mi lengua madre es indígena. La hablo bien porque mi madre y mi abuela eran inuit y en casa solo hablábamos nuestra lengua nativa.

De hecho, ella es la primera mujer indígena en llegar al cargo de gobernador general.

Una vez que terminaron los encuentros privados, que también incluyeron reuniones con el secretario de Estado del Vaticano y su equipo, el Papa, Mary Simons y Justin Trudeau, entraron en la sala de conferencias.

Allí un líder indígena y el Papa intercambiaron regalos.

Tranto la gobernadora general como el primer ministro agradecieron al Papa su presencia. Justin Trudeau, concretamente agradeció el haberse tomado tan en serio el drama del maltrato de indígenas en las escuelas estatales llevadas por católicos.

Por su parte, el Papa, explicó que se tomó tan en serio la cuestión indígena por el dolor que le produjo la mala conducta de los católicos. Aunque señaló que los valores de los indígenas como el amor a la familia o el respeto de la naturaleza también hoy en día están siendo maltratados por intereses cortoplacistas. 

FRANCISCO
Que el mal sufrido por los pueblos indígenas, y que hoy nos avergonzamos, nos sirva de advertencia .
Hay que saber mirar, como enseña la sabiduría indígena, a las siete generaciones futuras, no a la conveniencia inmediata, a los plazos electorales o al apoyo de los lobbies.

Francisco dijo que en la actualidad se repiten los errores del viejo colonialismo cuando se mira el pasado con desprecio sin dar valor a lo que llamó las sanas tradiciones populares.

FRANCISCO
Es una mentalidad que, presumiendo de haber superado “las oscuras páginas de la historia”, da cabida a la así llamada cultura de la cancelación, que juzga el pasado sólo en función de ciertas categorías actuales. Así se implanta una moda cultural que estandariza, que vuelve todo igual, que no tolera las diferencias y se centra sólo en el momento presente, en las necesidades y los derechos de los individuos, descuidando a menudo los deberes hacia los más débiles y frágiles; los pobres, los emigrantes, los mayores, los enfermos, los no nacidos...

Francisco dijo que Canadá es un ejemplo de multiculturalismo, un reto constante no solo para ese país sino para todo el mundo, y agradeció lo que las autoridades hicieron por refugiados afganos y ucranianos.

JRB