Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Publican diálogo del Papa Francisco con jesuitas en Canadá


En Quebec, el Papa Francisco se reunió con un grupo de jesuitas en privado, como es habitual en sus viajes internacionales. 

En su conversación, publicada por La Civiltà Cattolica, el Papa dice que su viaje a Canadá fue el fruto de muchos años de duro trabajo de los obispos canadienses, aunque reconoció que algunos miembros de la Iglesia no están de acuerdo con el proceso de reconciliación con los pueblos indígenas que se ha emprendido.

También respondió a la crítica de que su disculpa a los grupos indígenas era en nombre de los cristianos en general, pero no de la Iglesia institucional. Dijo que como obispo habla en nombre de la Iglesia a menos que diga explícitamente lo contrario. 

PAPA FRANCISCO
Estoy profundamente dolido: pido perdón por la manera en la que, lamentablemente, muchos cristianos adoptaron la mentalidad colonialista de las potencias que oprimieron a los pueblos indígenas.

El Papa también explicó que no se reunió a solas con supervivientes de abusos sexuales en Canadá para no desviar la atención del objetivo de su viaje: este era reunirse con víctimas, no solo de abusos, sino de todos los tipos de abuso que sufrieron los pueblos indígenas en los internados estatales.

En cuanto a la misa tridentina, el Papa Francisco dijo había que restringir el rito antiguo para evitar reducir la liturgia a una cuestión de moda.

También repitió una idea que expuso al regresar a Roma: que la moral de la Iglesia es un proceso de continuo perfeccionamiento. Antes se prohibía el uso de las armas atómicas y ahora, por ejemplo, se condena hasta su posesión.

JM

TR: AM