Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa recibe al nuevo patriarca metropolita de Moscú, Antonij de Volokolamsk


-¡Buenos días!

-¿Cómo está? ¿Bien?

-Bien, gracias. Gracias por recibirme. Es un honor para mí.

El Papa Francisco recibió en el Palacio Apostólico al patriarca metropolita de Moscú. Su nombre es Antonij de Volokolamsk y le regaló al Papa un icono de san Serafín. Francisco le tiene una gran devoción.

-En mi dormitorio tengo sobre la mesilla una reliquia de san Serafín.

-El uno de agosto celebramos la memoria de san Serafín y por eso le traje este icono.

-Gracias.

Por su parte, Francisco le regaló un grabado de los jardines vaticanos.

El Papa se despidió del metropolita pidiéndole que rezara por él.

-Gracias, Dios le bendiga.

-Gracias, gracias, Santo Padre.

-Rezad por mí, no os olvidéis.

El patriarca metropolita de Moscú es el equivalente al ministro de Exteriores de la Iglesia ortodoxa rusa. Antonij de Volokolamsk sustituye desde junio al metropolita Hilarión, conocido por su carácter aperturitsa.

Este encuentro entre el Papa y el metropolita de Moscú ha tenido lugar antes del viaje de Francisco a Kazajistán. Sucederá en septiembre y en él coincidirá con el patriarca Kiril, actual cabeza de la Iglesia ortodoxa rusa.

RM