Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Las labores ecuménicas en Oriente Medio entre cristianos y árabes son ya una realidad


Su nombre es Pedro, es seminarista español y pertenece a una familia del camino neocatecumenal de 14 hijos. Sus padres estuvieron de misión en Santo Domingo, en la República Dominicana, y gracias a ello, él ahora ha cogido el testigo: 

PEDRO MENDOZA
Seminarista en misión
Yo he crecido escuchando siempre a mis padres y a mis hermanos hablar de las maravillas de la misión, del tiempo de vivir allí. Esto hizo nacer en mi el deseo de irme yo también en misión a evangelizar y a proclamar la Buena Noticia. Esa Fe que yo he recibido de mis padres y que mis padres a su vez recibieron.

Actualmente se encuentra en Oriente Medio de misión dentro del plan de su formación sacerdotal. Durante dos años ha estado compartiendo su tarea pastoral con diversos cristianos en tierras musulmanas de Oriente Medio.

PEDRO MENDOZA
Seminarista en misión
Para mí, como digo, fue una experiencia enriquecedora donde pude conocer más y mejor la Iglesia. ¿Por qué? Porque habiendo una presencia cristiana de prácticamente todos los países del mundo en el Golfo Pérsico, hay también cristianos de diferentes ritos.

Su labor, principalmente, fue ecuménica. Un valor en el que el Papa insiste. Pedro, junto a su equipo, lograron formar una comunidad de cristianos de lengua árabe pertenecientes a distintos ritos: bizantino, maronita, ortodoxo y latino. 

PEDRO MENDOZA
Seminarista en misión
Se puede ver ya en esta pequeña comunidad, el amor y la comunión entre los hermanos, en un estado embrionario. Como un pequeño germen, la futura unidad de todas las iglesias.

Hace unos meses, el Papa Francisco le recibió, junto a algunos miembros de su familia, en casa Santa Marta en audiencia privada. En este encuentro pudo compartir su testimonio: 

PEDRO MENDOZA
Seminarista en misión
Para mi sorpresa, el Papa Francisco mostró un gran interés sobre la actividad que nosotros llevamos a cabo en el Golfo Pérsico.

El Papa Francisco estaba muy al tanto de todo lo que estaba sucediendo. Me recordó la visita que él hizo en 2019 a Abu Dabi donde tuvo lugar la firma de la encíclica Fratelli Tutti

Al despedirse, Francisco le dió las gracias por toda la misión que desempeña esta realidad eclesial en un territorio donde se debe trabajar tanto por el ecumenismo entre la Iglesia y entre los musulmanes. 

En junio el Santo Padre mandó a 430 familias neocatecumenales a la misión para evangelizar y dar a conocer el nombre de Jesucristo por todo el mundo. Jóvenes como Pedro son el fruto de la misión neocatecumenal y el trabajo por el ecumenismo que el Papa Francisco pide en la encíclica “Fratelli Tutti”

AM