Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Exauditor general del Vaticano: “Me echaron por hacer mi trabajo”


El exauditor general del Vaticano, Libero Milone, ha decidido pasar a la guerra judicial contra Secretaría de Estado.

En 2015 el Papa le encargó revisar las cuentas, balances y operaciones de todos los departamentos del Vaticano, más de un centenar. Sin embargo en 2017 fue despedido porque supuestamente se extralimitó en sus funciones al encargar a una empresa que espiara a altos cargos de la curia.

Él niega la acusación e insinúa que su despido tiene que ver con las resistencias que se encontró a la hora de realizar su trabajo, sobre todo en Secretaría de Estado. 

LIBERO MILONE
Exrevisor general del Vaticano

Yo siempre trabajé según las reglas establecidas en el estatuto y por el Santo Padre, que era mi único superior.
¿A qué problema nos habíamos acercado? Esta es la pregunta. Qué fue lo que vimos o pensamos que habíamos visto que les creaba problemas.

Milone, en un encuentro con la prensa, citó decenas de presuntas irregularidades que se encontró en el Vaticano. Desde bolsas de plástico con medio millón de euros en su interior en las oficinas de un cardenal hasta agujeros de cientos de miles de euros provocados por no reclamar alquileres o préstamos. También se quejó por la falta de cooperación que encontró en los dos años de trabajo y denunció hasta que le instalaron virus en su ordenador, para espiar su trabajo. 

Dice que lo único que le consuela es que todos aquellos a los que acusa de obstaculizar su trabajo ya no trabajan en el Vaticano, aunque eso no quiere decir que la transparencia y buenas prácticas económicas se hayan instaurado.

LIBERO MILONE
Exrevisor general del Vaticano

¿Hay personas capaces y con las ganas de llevar adelante este trabajo? No lo sé. Estoy fuera desde hace cinco años y no conozco a los nuevos personajes. Sin embargo sí que veo que todos los personajes que estaban involucrados en esta historia ya no están. Y me pregunto por qué.

Libero Milone llegó al Vaticano con una larga carrera a sus espaldas como experto en auditorías. Asesoró a varias multinacionales y fue presidente de Deloitte en Italia.

Ahora quiere llevar su caso a los tribunales del Vaticano, que en estos momentos están trabajando en el caso del cardenal Angelo Becciu y otras 9 personas acusadas de la presunta mala gestión que llevó al Vaticano a pérdidas millonarias. Un presunto delito que todos niegan.

JRB