Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La vigilia ecuménica de oración será “una señal de compañerismo, unidad y paz”


Durante el Ángelus del 15 de enero, Francisco anunció una vigilia de oración para el próximo 30 de septiembre. Quiere con ella preparar la próxima fase del sínodo de la Iglesia.

FRANCISCO
Por eso, aprovecho esta ocasión para anunciar que el sábado 30 de septiembre, en la plaza de San Pedro, tendrá lugar una vigilia ecuménica de oración, con la cual confiaremos a Dios los trabajos de la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de Obispos.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede convocó una rueda de prensa posterior para explicar qué puede aportar este encuentro de oración.

El cardenal Jean-Claude Hollerich explicó que la Vigilia hará hincapié en un tema central del pontificado del Francisco, el aspecto ecuménico del proceso sinodal.

CARD. JEAN-CLAUDE HOLLERICH
Portavoz, Sínodo de Obispos

No habrá una sinodalidad completa sin unidad entre los cristianos.
No podemos avanzar como Iglesia católica sin mirar a nuestros hermanos y hermanas de otras denominaciones cristianas. Tenemos que movernos juntos.

El Papa presidirá la vigilia de oración. Ha animado a los jóvenes de todo el mundo a que se unan al encuentro. Será organizado por la comunidad de Taizé, una fraternidad ecuménica que convoca jornadas de meditación y oración.

HNO. ALOIS
Prior, Comunidad de Taizé

Está abierto a todos, no solo a los jóvenes. A todos, al completo pueblo de Dios. Esta oración conjunta incluirá la lectura de la Palabra de Dios, adoración e intercesión, canciones de Taizé y silencio.
Esperamos que esta vigilia sea una señal de compañerismo, unidad y paz.

Tras la vigilia de oración del 30 de septiembre, los obispos católicos de todo el mundo harán un retiro de tres días para preparar la próxima fase del sínodo.

KG

TR: RM