Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Francisco explica en la audiencia general por qué la esperanza cristiana se debe solo con otros

(SOLO VIDEO) Durante la catequesis semanal Francisco explicó que la esperanza cristiana no tiene una dimensión solo individual sino comunitaria.

Dijo que es necesario que en las comunidades cristianas se rece los unos por los otros y que los unos tomen sobre sí­ las cargas de los otros porque nadie puede "esperar soloâ?. Señaló que es especialmente importante ayudar a los que más están sufriendo: "en estos casosâ?, dijo, "la cercaní­a y el calor de toda la Iglesia debe hacerse todaví­a más intensoâ?.

RESUMEN DE LA CATEQUESIS DEL PAPA EN ESPAí?OL

"Queridos hermanos y hermanas

Siguiendo con la lectura de la Carta a los Tesalonicenses, reflexionamos hoy con san Pablo sobre la dimensión comunitaria y eclesial de la esperanza cristiana.

La esperanza, para alimentarse, tiene necesidad de un "cuerpoâ?, en el que todos los miembros se sostienen y se animan. Nosotros formamos parte de un cuerpo que es la Iglesia, y estamos llamados a sostenernos mutuamente en la esperanza. De aquí­ la necesidad de rezar unos por otros, en especial por aquellos que tienen una responsabilidad o se encuentran en dificultad.

Muchos hermanos nuestros nos enseñan a esperar y a mantener viva la esperanza. Los pobres y los humildes nos dan un gran testimonio de esto, porque experimentan cada dí­a muchas pruebas, pero saben que más allá de la tristeza está el Señor, que es rico en misericordia y en paz. La Iglesia, este cuerpo al que pertenecemos, está animada por el Espí­ritu Santo. Su presencia en nosotros nos alienta a no temer algún mal, pues el Señor está a nuestro lado y cuida siempre de nosotros.

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los venidos de España y Latinoamérica. Los animo a invocar la presencia del Espí­ritu Santo en sus vidas, como también en medio de sus familias y comunidades, para que se avive en nosotros la llama de la caridad y nos haga signos vivos de la esperanza para toda la familia humanaâ?.

JRB

CTV

-

-PR

Up: AQ