Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco en Cuba: â??Nuestra revolución pasa por la ternuraâ?


Francisco se despidió de Holguí­n bendiciendo la ciudad desde la Loma de la Cruz, para después volver a Santiago de Cuba y rezar, en la que fue su última noche en el paí­s, ante la patrona: La Virgen de la Caridad del Cobre.

Francisco depositó a sus pies un ramo de flores y rezó en silencio durante 7 minutos. Concluyó su visita recitando una oración por la reconciliación del pueblo cubano.

"Haz de la nación cubana un hogar de hermanos y hermanas para que este pueblo abra de par en par su mente, su corazón y su vida a Cristoâ?.

Al dí­a siguiente durante la misa que celebró allí­ mismo alabó la fe de las abuelas y madres cubanas que mantuvieron el catolicismo del pueblo a lo largo de los años y a pesar de las dificultades.

FRANCISCO

"Mantuvieron abierta una hendija pequeña como un grano de mostaza por donde el Espí­ritu Santo seguí­a acompañando el palpitar de este puebloâ?.

El Papa dejó al final de su homilí­a un último gran mensaje recogido del documento que resume las lí­neas maestras de su pontificado, la Evangelii gaudium. En él, recordaba que la ternura y el cariño son revolucionarios y que la fe es un estí­mulo que ayuda a salir de sí­ mismos y a tender puentes con el prójimo.

FRANCISCO

"Nuestra revolución pasa por la ternura, por la alegrí­a que se hace siempre "projimidadâ?, que se hace siempre compasión y nos lleva a involucrarnos, para servir, en la vida de los demásâ?.

Ante la patrona del paí­s Francisco quiso dejar un mensaje de fe y unidad a los cubanos.

Se calcula que desde la revolución de 1959, unos dos millones de cubanos han dejado la isla, la mayor parte de ellos se instalaron en Estados Unidos

JRB

CTV

-VM

-BN

Up: FV

#Papaencuba