Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Cardenales y periodistas dan su último adiós a Joaquín Navarro-Valls


Esta basí­lica en el centro de Roma se llenó casi a rebosar para el último adiós al hombre que revolucionó la comunicación del Vaticano. 

Además de los familiares de Joaquí­n Navarro-Valls, acudieron artistas, periodistas y también los cardenales Harvey, Tauran, Herranz y Sandri; y altos cargos del Vaticano como  Angelo Becciu, Pietro Marini y Darí­o Viganí. 

Celebró la Misa, Mariano Fazio, Vicario general del Opus Dei, institución a la que pertenecí­a el portavoz de Juan Pablo II. Destacó de él tres virtudes: la lealtad, la profesionalidad y el servicio.

También envió un mensaje de saludo de Stanislaw Dziwsz, quien fue secretario de Juan Pablo II. Después de la ceremonia, en la puerta de la basí­lica, se podí­a notar la emoción, entre ellos, la de su sucesor. 

P. FEDERICO LOMBARDI

"De Joaquí­n recuerdo su extraordinaria capacidad profesional como comunicador. Era el rostro y la voz que acompañaba y explicaba a los medios de todo el mundo el pontificado de Juan Pablo II. Para nosotros ha sido un maestro en este sentido, un gran maestro de la comunicación". 

Los restos de Joaquí­n Navarro-Valls reposarán en Roma, la ciudad en la que vive desde la década de los 70, y donde ha trabajado para dos Papas. 

JS

AA

SV

-BN

Up: AC