Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Mujeres jueces comparten experiencias en el Vaticano sobre cómo luchar contra trata de personas

Durante dos días, mujeres jueces y fiscales de todo el mundo se reunieron en el Vaticano para analizar los desafíos del crimen organizado y combatir la esclavitud del siglo XXI: la trata de personas

Lo organizó la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, y demostró a las participantes que no están solas cuando combaten esta lacra.

JOAN CHARLES
Juez (Trinidad y Tobago)

"Esta plataforma es útil para escuchar lo que otros países hacen. Ver cómo han abordado este problema me ayuda a pensar que podré erradicarlo. Nosotros estamos haciendo capacitación continua y sensibilización del público y de las partes interesadas sobre cómo reconocer a víctimas de la trata de personas”.

Según las estadísticas hay casi 25 millones de personas atrapadas en esta forma de esclavitud. De ellas, el 81% son usadas para trabajo en condiciones de esclavitud; y el 19%, para tráfico sexual. De cada 4 víctimas, una es menor de edad. El 71% son mujeres y el 29% hombres.

ANNA BLACKBURNE-RIGSBY
Juez Jefe, Corte de Apelo del Distrito de Columbia

“Está aumentando. Es una actividad criminal muy lucrativa. Y se está extendiendo. Afecta por ejemplo desde a empleados en salones de uñas, restaurantes o en campos, hasta el tráfico sexual, particularmente de menores, adolescentes que han escapado de casa y que son vulnerables”.

SOLOMY BOSSA
Juez (Uganda)

“En Uganda, la situación es terrible. Hay tráfico de personas, de drogas, de órganos y terrorismo. Son delitos que requieren una acción coordinada con nuestros vecinos, porque suponen un alto número de víctimas mortales y de sufrimiento. Me alegra estar aquí y escuchar lo que otros países hacen, aprender buenas prácticas y regresar e informar a mi país sobre cómo movernos en esa dirección”.

El objetivo de las participantes ha sido aprender de las demás, colaborar en educación y en diseñar medidas legales para combatir este delito, ayudar a las víctimas y perseguir de una vez por todas a los culpables.