Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Eutanasia: “Una persona puede pedir su muerte, pero la obligación del médico es preservar su vida”

¿Por qué es legal la eutanasia en cinco países del mundo? ¿Cuándo se debe interrumpir el tratamiento de un enfermo terminal y cuándo no? ¿Es moral y éticamente aceptable pedir a un médico una inyección para acabar con la propia vida?

Existen infinitas preguntas sobre la eutanasia. Un debate sin fin que debe estudiarse desde la perspectiva médica, familiar, religiosa y sobre todo y más importante: la del mismo enfermo.

La Asociación Médica Mundial ha reunido en el Vaticano a médicos y expertos de todo el mundo para responder en la medida de lo posible a algunos de estos interrogantes.

DR. FRANK ULRICH MONTGOMERY
Presidente, Asociación Médica Alemana
“Es ético que una persona pida su muerte, pero es poco ético que un médico conceda la muerte porque la obligación primaria de un médico es preservar la vida de sus pacientes y ofrecerles alternativas como cuidados paliativos, atención hospitalaria como la de acompañar al paciente y no dejarlo solo, pero no matándolo”.

Este médico asegura que lo más preocupante es que en algunos casos, se recurre a la eutanasia sin evaluar bien la situación del paciente. Un dato impactante es que a final de este año en Holanda a más de 7.000 se les habrá aplicado la eutanasia.

DR. FRANK ULRICH MONTGOMERY
Presidente, Asociación Médica Alemana
“Hay personas ancianas que no están realmente tan enfermas, pero están cansadas de vivir. Por eso nosotros consideramos la eutanasia como un camino fácil creado para la sociedad y para las personas para acabar con la vida, ya que a veces es mucho más económico que tratarlas correctamente”.

Y es que el 70% de la población de países industrializados consideran la eutanasia como una “salida”. Un dato que preocupa a expertos. 

PABLO REQUENA
Profesor Teología Moral, Universidad Santa Cruz
“La eutanasia es una solución para un problema, no es una buena solución, pero el problema existe y ese problema es el problema del dolor y del sufrimiento al final de la vida y me parece que desde hace unos años se está enfocando de manera mucho más aceptable desde el punto de vista de los cuidados paliativos”.

Expertos aseguran que el problema de los cuidados paliativos no son los costes, sino la escasa concienciación dentro de la comunidad médica sobre lo importante que es aliviar el sufrimiento del paciente.

Los programas de cuidados paliativos se desarrollaron a finales de los 70 para aliviar el dolor y sufrimiento físico y emocional de pacientes terminales. Fisioterapia, asistencia psicológica, calmantes e inhibidores del dolor son algunos de los ejemplos.

PABLO REQUENA
Profesor Teología Moral, Universidad Santa Cruz
“Una cosa es decir que algo no está bien, que es lo que hace la Iglesia que tiene la misión de enseñar y otra cosa distinta es decir que quien se equivoca y hace las cosas mal, hay que condenarla y no tiene perdón alguno”.

En su discurso dirigido al congreso, el Papa Francisco explica que : “Es moralmente lícito renunciar a la aplicación de medios terapéuticos, o suspenderlos, cuando su uso no corresponde al criterio ético y humanístico definido como 'proporcionalidad de las curas'”.

La posición de la Iglesia es firme: la eutanasia nunca será aceptada como forma de morir, por eso insiste en que médicos y expertos tienen el deber de acompañar y aliviar a los pacientes hasta el último instante de sus vidas.