Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


Religiosa que ayuda a migrantes en la frontera entre México y EE.UU.: “Restauramos su dignidad”

Ante la amenaza del muro que el presidente estadounidense Donald Trump estudia construir en la frontera con México, hay otras personas que prefieren construir puentes. Una es Sor Norma. La religiosa acompaña durante el proceso de obtención de la ciudadanía a quienes ya han cruzado la frontera.

Lleva 10 años defendiendo los derechos de los migrantes y dirige la “Catholic Charities” en el Valle de Río Grande, Texas

SOR NORMA PIMENTEL
Directora Ejecutiva, Catholic Charities (Texas)

“En el trabajo que hacemos en la frontera de Texas con México vemos muchos inmigrantes que vienen, y que son interceptados y procesados por el control fronterizo. Mientras tanto, los recibimos en nuestro centro y les ofrecemos, por ejemplo, la posibilidad de ducharse. Les damos la bienvenida con una sonrisa y les decimos que a nosotras nos importan”.

El Papa Francisco propone acoger a los refugiados por motivos tanto políticos como religiosos. Y predica con el ejemplo.

Él mismo agradeció personalmente la labor de Sor Norma y otras religiosas para crear una atmósfera de “acogida”. Sor Norma cree que el problema es que quienes hacen las leyes sobre migración nunca han conocido a un refugiado.

SOR NORMA PIMENTEL
Directora Ejecutiva, Catholic Charities (Texas)

“Es desacertado que nuestros líderes a veces no tengan este encuentro con los inmigrantes. Porque podrían hacer leyes más humanas que respondieran mejor a la realidad que estamos viendo. Ojalá tuvieran la oportunidad de encontrarse y conocer a esa persona de Honduras o de El Salvador y ver por qué tuvieron que huir de su país, e intentar entender su historia”.

Sor Norma Pimentel dice que intenta que los emigrantes se sientan queridos, y restaurar su dignidad humana, porque a menudo han atravesado situaciones muy trágicas.

SOR NORMA PIMENTEL
Directora Ejecutiva, Catholic Charities (Texas)

“Estamos restaurando la dignidad humana. Eso es lo que estamos haciendo. Estas personas han pasado por muchas cosas y ahora tenemos la oportunidad de mostrarles que son seres humanos. Acogemos a quienes ya están en nuestro país. No intentamos traerlos aquí, ya han llegado e intentamos dar respuesta a sus necesidades porque ya están aquí”.

Dice que muchos inmigrantes están aterrorizados por el posible muro. Y asegura que por muy grande que sea, no detendrá ni a los traficantes ni a los migrantes, sino que los impulsará a encontrar rutas alternativas.

Por eso, mientras tanto, dice que continuará cuidando de todas las personas, migrantes o no, siguiendo el ejemplo del Papa Francisco.