Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.


El Papa se reúne en el Vaticano con un representante de Arabia Saudí

Con este largo saludo comenzaron su encuentro en el Vaticano Abdullah bin Fahad Allaidan, consejero del Ministro de Asuntos Islámicos de Arabia Saudí, y Francisco. El representante saudita expresó al Papa la estima y consideración que desde el reino saudita tienen hacia él. Francisco le agradeció sus palabras.

“Gracias. También le doy la bienvenida y estoy feliz de conocerlo. Muy feliz”.

Departieron en el estudio del Aula Pablo VI con la ayuda de un traductor porque como explicó Francisco...

“He olvidado todo mi árabe y por eso necesito un traductor”.

Cuando concluyeron y, en muy buena sintonía, ambos se trasladaron a un salón más grande donde el representante saudita entregó al Papa unos regalos. 

Obsequió a Francisco con una reproducción en miniatura del lugar más sagrado para los musulmanes, la Meca, que se encuentra en su país. En la inscripción de la caja agradecen al Papa su papel como impulsor de la paz y la convivencia en el mundo.

También le regaló unos delicados perfumes de Arabia Saudí y un misbaha, el rosario musulmán con el que recuerdan los 99 nombres de Alá.

El Papa, por su parte, le obsequió con las tres medallas de su pontificado.

“Las tres monedas del Pontificado: en bronce, plata y oro”.

La visita concluyó con esta foto de grupo. Ha sido un encuentro significativo puesto que el Vaticano todavía no mantiene relaciones diplomáticas con el reino saudí.