Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El compromiso del Papa Francisco para combatir la corrupción


De acuerdo con Transparencia Internacional, los países del mundo más corruptos son Somalia, Sudán del Sur, Corea del Norte y Siria especialmente en lo que a sus gobiernos se refiere.

Sin embargo, la corrupción va más allá y se extiende en otros ámbitos, también a la relación entre las personas. Así lo explica el director de la Red Mundial de Oración del Papa.

P. FRÉDÉRIC FORNOS
Director, Red Mundial de Oración del Papa

“El Papa Francisco siempre ha hablado del problema de la corrupción. Lo ha hecho también en su reciente viaje a Perú y a Chile. La corrupción, como él dice, es una plaga, incluso habla de “cáncer”. Es una palabra muy fuerte. Es como una enfermedad que no afecta solamente a los demás, me puede tocar también a mí, a la sociedad, a la Iglesia... Libramos un combate espiritual contra ella y por eso creo que en la reforma que se ha emprendido en la Iglesia se tiene muy en cuenta el tema de la corrupción”.

Por eso para el mes de febrero, la Red Mundial de Oración del Papa ha preparado este vídeo, junto al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, como una forma de combatir este “cáncer” que se extiende por la sociedad.

CARD. PETER TURKSON
Prefecto, Dicasterio para el Desarrollo Humano

“Lo que el vídeo propone es que no podemos permanecer en silencio frente a la corrupción, debemos denunciarla. Quizá no solo denunciarla sino hablar sobre ella y mostrar a los demás los efectos negativos que produce. El Papa ha querido invitar al mundo a rezar sobre esta cuestión como hace normalmente la Iglesia”.

P. FRÉDÉRIC FORNOS
Director, Red Mundial de Oración del Papa

“El ministerio invisible del Papa Francisco es la oración. No se ve pero sin oración la misión de la Iglesia sería imposible”.

Por eso, Francisco está rezando intensamente para atajar este problema que afecta especialmente a gobiernos y empresas a los que pide que “no se dejen dominar por la corrupción”.