Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa se reúne con familiares de niños que padecen Síndrome Allan Herndon Dudley


El Papa Francisco se ha reunido en el Vaticano con los miembros de la carrera “Rare Words Run”. Esta iniciativa de la asociación “Una vida Rara” quiere dar voz a las personas con Síndrome Allan Herndon Dudley. Quienes lo padecen sufren una grave discapacidad intelectual.

“La enfermedad que afecta a nuestros hijos es una enfermedad genética hereditaria que afecta solo a los niños varones. Una enfermedad que padecen solo 200 personas en el mundo”.

Le explicaron que necesitaban su ayuda y sus oraciones para encontrar las fuerzas necesarias para seguir adelante con esperanza.

Tras el conmovedor testimonio, el Papa abrazó al padre de Davide, uno de los niños afectados.

FRANCISCO
“Este nombre de la asociación dice de vosotros que sabéis mirar el lado positivo: que cada vida humana es única, que si la enfermedad es rara o rarísima, también la vida es rara. Esta mirada positiva es un típico milagro del amor. Y el amor hace esto: sabe mirar el bien en las situaciones negativas, sabe custodiar la pequeña llama en mitad de una noche oscura”.

Explicó que en una situación tan dificil como es la enfermedad de un hijo, el amor es la fuente de fuerza más poderosa.