Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Lo que ocurre si alguien disfrazado de Jesús entra en la plaza de San Pedro


Les presentamos a la familia Tarifa Baffa, artistas argentinos. Están en Roma para hablar al Papa de los 30 años que llevan usando su creatividad para hablar de Dios. Por ejemplo, diseñaron este muñeco de Jesús y lo llevan de paseo por las calles.   

FERNANDA BAFFA
Artista plástico
Nosotros los dos estudiamos Bellas Artes y un día decidimos dedicar nuestro arte para Dios. Entonces, a través del arte lo pudimos expresar con diferentes manifestaciones artística. Con títeres, marionetas, pintura, dibujo, mural”.   

JORGE TARIFA
Artista plástico
Nos dimos cuenta de que Jesús como imagen es atractiva para todo el mundo. Cualquier persona en la calle se siente atraída a Jesús. Todos dicen: Es Jesús, es Jesús... Se sacan fotos, lo abrazan, quieren que les oremos, que les impongamos las manos, y se sacan fotos junto a Él. También pasó aquí en la plaza de San Pedro”.   

En Argentina, caminan con este disfraz por calles y plazas. Dicen que primero se les acercan los niños, pero luego los padres y los jóvenes. 

JORGE TARIFA
Artista plástico
Mucha gente reacciona llorando, mucha gente lo abraza y le dice cosas a Jesús. Por eso, la persona que se pone el disfraz de Jesús va orando también. Se tiene que meter en la carne de Jesús y abrazar a la gente dándose cuenta de que ellos están abrazando a Cristo en ese momento”.   

La mayoría de las veces, quienes se enfundan el traje y la cabeza son sus hijos, y ellos los acompañan.   

NATANAEL TARIFA
Ven la imagen y es como, Jesús, Jesus, y se acercan, lo abrazan y el que está dentro de esa marioneta recibe todo ese afecto de cada uno que va pasando por ese lugar”. 

TOBIAS
Ayer me disfracé para que me viera el Papa, de Jesús, y me vino toda la policía para que me fuera... Me querían llevar”. 

MIQUEAS
La gente cuando me ve a mí se ríe”.   

JORGE TARIFA
Artista plástico
Yo me he puesto el disfraz en muchas ocasiones, y la verdad es que es una experiencia de oración hacerlo porque uno en ese momento se da cuenta de que es Jesús que va caminando, más allá de que es una imagen, un icono”.   

Lo llaman “evangelización creativa”. Es mucho más que un juego. Porque para muchos, recibir el abrazo a este muñeco es como recibir el abrazo de Jesús.