Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Fallece el cardenal camarlengo Jean-Louis Tauran, protagonista del dialogo con el Islam


Durante la noche del 5 al 6 de julio ha fallecido el cardenal Jean-Louis Tauran, quien anunció al mundo la elección del Papa Francisco.

“Habemus Papam”.

Era francés, nacido en Burdeos hace 75 años. Se ordenó sacerdote a los 26 años y empezó a trabajar en el Vaticano 20 años después. Fue un leal y estrecho colaborador de los tres últimos papas. Juan Pablo II lo nombró ministro de exteriores del Vaticano.

CARD. JEAN-LOUIS TAURAN
“Me acuerdo que con mucho humor me dijo: 'Dirán que es muy joven, ¿cuántos años tiene?'. Y le dije que 47 años. Y contestó: '¡Ah!, sí que es joven pero es una enfermedad que pasa con pronto'”.

Juan Pablo II lo hizo cardenal Archivista y bibliotecario y Benedicto XVI lo puso al frente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Allí trabajó para tender puentes con el mundo musulmán. Por eso, no escondía su dolor ante los atentados cometidos por radicales. 

CARD. JEAN-LOUIS TAURAN
“Los vivo con mucha tristeza, porque por una parte dialogamos pero por otra están estos crímenes que no tienen justificación. Y esto no es el verdadero Islam. Es muy grave porque debilita la credibilidad de nuestro diálogo interreligioso. La gente no diferencia entre si son o no verdaderos creyentes”.

Francisco lo nombró cardenal camarlengo, o sea, cabeza de la Iglesia católica durante la Sede Vacante. 

Falleció en Connecticut (Estados Unidos), donde estaba siguiendo un tratamiento contra el Párkinson. 

Con su muerte, se reduce a 124 el número de cardenales electores.