Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Emoción en los peregrinos que asisten a la audiencia general: El Papa habla para todos


Haber participado en este macroencuentro con el Papa Francisco no fue suficiente para estos peregrinos de Luxemburgo y eso que soportar los 35 grados en la plaza de San Pedro no fue tarea fácil.

“He tenido la alegría de veros a medio día, con este calor: ¡Sois valientes!, ¡felicidades!”

El miércoles también acudieron a la Audiencia General, aunque esta vez fue a cubierto, en el Aula Pablo VI. Al salir, seguían con fuerzas para seguir demostrando su entusiasmo con estas canciones. 

Peregrinos de todo el mundo como estos se dan cita cada miércoles para la catequesis con el Papa. Muchos piensan que no podrán entender a Francisco porque habla en italiano pero en cuanto entran en el Aula Pablo VI se encuentran con una grata sorpresa.

“Nos ha gustado porque hablan en todos los idiomas y nosotros también hablamos varios así que hemos podido entenderlo todo”.

“El Papa nos ha dado ánimos y ha estado bien porque se habla en distintos idiomas”.

Aunque muy cansados, estos monaguillos regresan felices a casa después de haber pasado unos días en Roma cerca del Papa Francisco. 

“Nos gusta cómo se relaciona con la gente, su apertura. Intenta hablar para todo el mundo y también nos habla a nosotros, los monaguillos, en todas partes”.

Este grupo de Portugal también visitó Roma en una de las semanas de más calor en la Ciudad Eterna. Tuvieron la oportunidad de asistir a la audiencia general después de la pausa del mes de julio. Lo que más les impresionó es que todo el mundo es importante durante la catequesis de los miércoles.

“Se habla a todo el mundo. No se excluye a nadie y se presta especial atención a quienes lo necesitan como los enfermos y los niños”.

El grupo viene de varias partes del país y hasta hace poco no se conocían pero todos juntos sí fueron capaces de entonar esta canción para despedirse.