Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Vocación. Pareja casada hace cinco meses: “Los esposos deben ser valientes”


Lo que comenzó como un casual encuentro en un retiro espiritual del Fabio Rossini en Roma, terminó provocando una chispa que hizo que Irene y Domenico decidieran casrse.

Uno de los temas del sínodo es la vocación y matrimonio es la más común entre la gente joven. Aun así, las cifras han descendido. Por ejemplo, en Italia, desde 2009 hasta 2014, el número de nuevos matrimonios se redujo un 18%. En el norte del país, por cada 1.000 personas, se celebra sólo una boda religiosa al año.

DOMENICO BENOCI
“Tiene que ser una decisión. No es una cosa fácil ni sencilla. El Papa insiste mucho en esto y estoy convencido de que tiene razón -que los esposos deben ser valientes- porque efectivamente, es una decisión que se debe renovar constantemente, con valentía”.

Es un paso muy valiente, como dice el Papa Francisco, y como él mismo les recordó en el Vaticano cuando coincidieron en una Audiencia General.

DOMENICO BENOCI
“Tuvimos la suerte de encontrarnos cara a cara con el Santo Padre. Le regalamos una foto de la boda. Nos casamos el 1 de junio y el Papa estaba muy contento cuando se la dimos, y sorprendido también. Nos dijo que fuéramos valientes. Fue un momento muy bonito”.

IRENE FRONDONI
“Nuestra idea era decirle que rezamos por él, animarle, y sin embargo fue él quien nos animó a nosotros. Ver lo fuerte que es y lo mucho que se implica nos hizo sentirnos parte importante de la Iglesia. Fue precioso”.

Ambos aseguran que en su breve periodo de casados ya han aprendido bastante. Irene ha aprendido a seguir los buenos deseos que Dios plantó en su corazón y Domenico ha aprendido la importancia del humor en el matrimonio.

IRENE FRONDONI
“A fiarse de ese mensaje, de ese empujón que Dios pone en nuestro corazón, cuando te hace darte cuenta de que te ha llamado a vivir esta vida, a seguir ese camino y a estar con esa persona. A fiarse de lo que el Señor pone en tu corazón. Nunca dejar que ese deseo muera o se extinga”.

DOMENICO BENOCI
“Aceptar los defectos del otro y reírse de uno mismo. Es una de las cosas más importantes. De verdad, reír y bromear en pareja es algo realmente importante”.

En solo cinco meses, esta pareja cree que ha aprendido mucho sobre el sacrificio del amor, pero tienen una vida entera para perfeccionarlo.