Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Sor Sally Hodgdon: El sínodo ha hecho que muchos cardenales y obispos cambien de opinión


Aunque el sínodo se ha centrado sobre todo en las intervenciones de obispos y jóvenes, también durante las reuniones se ha escuchado la voz de varias religiosas. Una de ellas es la hermana Sally Hodgdon, de EE.UU. 

Es vicepresidenta de la Unión Internacional de Superioras Generales y ha vivido de un modo especial este mes de conversaciones. 

SOR SALLY HODGDON
Vicepresidenta, Unión Internacional de Superioras Generales
“Me ha sorprendido la apertura y la voluntad de dialogar y de escuchar a los jóvenes. Están abiertos de veras a nuevas ideas. Algunos obispos y cardenales han traído ideas muy innovadoras sobre cómo pueden implicarse y ayudar los jóvenes en la vida de la Iglesia. Ha sido una experiencia positiva en general”.

Dice que durante el sínodo ha experimentado que hay igualdad para todos, a pesar de que sólo los obispos pueden votar. Por ejemplo, ella ha tenido el mismo tiempo para intervenir que cualquier obispo, o sea, 4 minutos. 

Sally Hodgdon explica que aunque no lo parezca, donde más se influye es en el trabajo por grupos, en el que todos hablan sin importar su edad, estatus o posición. Allí redactan las enmiendas y las añaden al documento final. 

SOR SALLY HODGDON
Vicepresidenta, Unión Internacional de Superioras Generales
“Sí, creo que mis ideas se han tenido en cuenta. Llevé cuestiones relacionadas con la participación de los laicos en la Iglesia, incluidas las mujeres; y llamé la atención cuando el lenguaje me parecía demasiado masculino. Pero también lo hicieron algunos hombres”. “Ha habido una conversión en el sínodo, que es lo que pedimos a Dios, que el Espíritu Santo mueva nuestros corazones. Está claro que muchos obispos y cardenales no piensan lo mismo que cuando comenzamos el 2 de octubre”.

Dice que este cambio se refleja en algunos elementos del documento final, que se votará en la última sesión del sábado.

SOR SALLY HODGDON
Vicepresidenta, Unión Internacional de Superioras Generales
“En el Documento del Sínodo se mencionará cómo incluir más a los jóvenes en la Iglesia, en consejos juveniles a nivel diocesano, nacional e internacional. Dejar que los jóvenes dirijan ciertas áreas. También aparece la cuestión de las mujeres. Todo eso será mencionado”.

Sally Hodgdon dice que la parte difícil será la puesta en práctica, es decir, coordinar cómo cada participante del Sínodo vivirá estas ideas y qué pasos darán para incluir a los jóvenes en la Iglesia.