Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

De monaguillo en San Pedro, a embajador de Malta ante el Vaticano


El nuevo embajador de Malta ante la Santa Sede es Frank Zammit, que durante dos años asesoró al presidente del país en cuestiones vaticanas. 

El embajador Zammit conoce bien su nuevo trabajo, por motivos profesionales y personales. Es autor de reportajes y documentales sobre el Vaticano y Juan Pablo II. 

Entre bromas, reconoce que no es la primera vez que tiene una misión especial en el Vaticano. Y es que en el verano de 1977, durante el pontificado de Pablo VI, fue monaguillo en la Basílica de San Pedro. 

FRANK ZAMMIT
Embajador de Malta ante la Santa Sede
“Fue una gran experiencia. Salir de tu ciudad en Malta y venir a la basílica; desde mi pequeña parroquia, hasta la Iglesia universal. Fue algo asombroso”.

Era solo la primera de una serie de actividades con el Vaticano. Por ejemplo, fue uno de los que en la Navidad de 2016 trabajó para llevar hasta la plaza de San Pedro un nacimiento de Malta.

FRANK ZAMMIT
Embajador de Malta ante la Santa Sede
“Los malteses lo vivimos como un privilegio que nos concedió la Santa Sede. Y es que hasta entonces solo las regiones italianas habían podido llevar allí sus nacimientos”.

Frank Zammit residirá en Malta y desde allí trabajará para aumentar y mejorar las relaciones con la Santa Sede. Para conseguirlo, dedicará sus mejores energías a esta tarea.