Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en el Ángelus lanza llamamiento para que se acoja a los migrantes rescatados en el Mediterráneo


El Papa Francisco hizo un fuerte llamamiento durante el rezo del Ángelus para que se ofrezca un puerto seguro a dos barcos con inmigrantes rescatados a bordo. Varios países de la zona Mediterránea se han negado a permitir que desembarquen estas personas. 

FRANCISCO
“Desde hace varios días 49 personas salvadas en el Mar Mediterráneo permanecen a bordo de dos barcos de ONGs buscando un puerto seguro donde desembarcar. Lanzo un llamamiento a los líderes europeos para que demuestren una concreta solidaridad de cara a estas personas”.

Francisco también explicó el sentido de la solemnidad de la Epifanía que significa dejarse alcanzar por la luz de Belén. Pero el Papa también recordó que hubo quienes rechazaron esta luz, como Herodes o los escribas.

FRANCISCO
“Representan a los que, también en nuestros días, tienen miedo de la venida de Jesús y cierran el corazón a los hermanos y a las hermanas que necesitan ayuda. Herodes tiene miedo de perder el poder y no piensa en el verdadero bien de la gente sino en el rédito personal. Los escribas y los jefes del pueblo tienen miedo porque no saben mirar más allá de las propias certezas no acogiando así la novedad que supone Jesús”.

Sin embargo, los Reyes Magos actuaron de forma distinta. Afrontaron un camino largo cuya meta fue conocer a Dios hecho hombre, un encuentro que los cambió para siempre.

FRANCISCO
“Hermanos y hermanas. Cada vez que un hombre o una mujer se encuentra con Jesús, cambia de camino. Vuelve a la vida de una forma distinta. Vuelve renovado por otro camino”.

Antes de despedirse el Papa invitó a no tener miedo y no cerrar el corazón para así dejarse alcanzar por la luz que proviene de Belén.