Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La familia polaca asesinada por esconder judíos en su casa podría ser beatificada


Cada 27 de enero se recuerda a las víctimas del Holocausto y el dolor provocado por otros genocidios como Camboya, Ruanda, Bosnia o Darfur. 

Entre todos los terribles asesinatos provocados por la persecución nazi está el de la familia polaca Ulma. La formaba Joseph (44) y Victoria (32), que escondieron en su pequeña casa a ocho judíos.

VLADIMIRO REDZIOCH
Vaticanista polaco

“Los polacos eran asesinados por ayudar a los hebreos. Esto es importante, los alemanes establecieron una ley solo en Polonia con la que cualquier persona que les ayudase, aunque fuera con un pedazo de pan, fuese asesinada”.

Más de 190,000 polacos fueron asesinados por esta ley, incluida la familia Ulma. Joseph y Victoria, que estaba embarazada, tenían seis hijos de dos a ocho años.

Los soldados alemanes los asesinaron el 24 de marzo de 1944, justo después de descubrir a los judíos que escondieron en su casa.

VLADIMIRO REDZIOCH
Vaticanista polaco

“Esconder a estos ocho hebreos significaba poner en riesgo a toda la familia, pero ellos decidieron hacerlo igualmente por motivos religiosos. Porque antes de nada, eran buenos cristianos”. FLASH 5:15 Ayudar a los judíos estaba visto como un gesto cristiano”.

En 2003, se abrió un proceso de investigación para saber quienes fueron los mártires que escondieron a judíos. La familia Ulma no estaba en la lista hasta 2017. Fue entonces cuando el Vaticano inició su proceso de beatificación.

VLADIMIRO REDZIOCH
Vaticanista polaco

“La Congregación Para las Causas de los Santos ha reconocido este cambio y ahora puede comenzar la fase Romana del proceso para la beatificación de la familia Ulma”.

En caso de ser beatificados y luego canonizados, sería un caso excepcional. Nunca antes una familia entera había subido hasta lo más alto de los altares.