Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Viajan con sus alumnos a Roma para que vean con sus ojos las raíces de su fe


Este grupo de peregrinos son alumnos de un instituto de Herencia, en Ciudad Real, España. Se trata del “Hermógenes Rodríguez”. Viajaron con sus profesores y con algunos familiares. 

P. ALBERTO DOMINGUEZ GARCIA-CECA
“Es un instituto de educación pública, de enseñanza pública, donde, como fruto de los acuerdos Iglesia-Estado, se imparte la asignatura de religión católica para los alumnos que libremente la han elegido”.

Llevan meses estudiando Religión, y han viajado a Roma para profundizar en lo que han aprendido. 

Para los profesores es importante que los alumnos vean que la teoría que han aprendido tiene un reflejo especial en Roma. 

P. ALBERTO DOMINGUEZ GARCIA-CECA
“Nuestra cultura, que está impregnada de cristianismo no se entendería sin Roma, sin la Iglesia católica porque España, en ese sentido, nuestro país, pues todas las tradiciones, tanto culturales como religiosas se fundamentan en la fe cristiana. Entonces, para ayudar a la educación y el crecimiento de estos jóvenes pues es importante que conozcan sus raíces”.

Uno de los puntos culminantes de este viaje de estudio fue el encuentro con el Papa Francisco durante la audiencia general. Ver al Papa y escuchar lo que les dijo fue también una gran lección. 

P. ALBERTO DOMINGUEZ GARCIA-CECA
“La humildad, una Iglesia pobre, para los pobres, una Iglesia que vive descentrada de sí misma, una Iglesia para abrazar y amar al mundo, para ser de esa manera en nuestro tiempo, signo evangélico como el Señor Jesús lo fue”.

INMACULADA
“Han visto algo que es real, que está ahí... el Papa. Es parte de su Iglesia y queremos que lo vean un poco más de cerca”.

Han bastado cinco días en Roma para ver con nuevos ojos la asignatura que llevan meses estudiando. Regresan con el desafío de ponerla en práctica en sus propias vidas.