Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

“El Papa es admirado en UK y no solo por los católicos”


El papel de las religiones para poder alcanzar los Objetivos de Desarrollo en 2030 se ha estudiado durante estos días en el Vaticano, en un encuentro que ha querido buscar propuestas concretas.

Uno de los participantes fue Lord Bourne of Aberystwyth, Ministro para asuntos religiosos del gobierno británico, organismo que promueve la convivencia religiosa. 

LORD BOURNE OF ABERYSTWYTH
Minister for Faith (Reino Unido)

“Las distintas religiones deben unirse y ofrecer tranquilidad, proporcionar elementos positivos a las comunidades y acercar a las personas. Por eso creo que es algo vital”.

Una de las contribuciones más importantes de las religiones a la sociedad es la educación. De acuerdo con UNICEF casi la mitad de las escuelas del mundo tienen vinculación religiosa, llegando a un 64 por ciento en regiones como el África Subsahariana.

El ministro británico también señala que en Reino Unido es muy apreciada la figura del Papa Francisco y, sobre todo, su defensa de los derechos de los cristianos en todo el mundo.

Un compromiso en la línea del que ha adquirido recientemente el gobierno británico para también ayudar a los cristianos perseguidos.

LORD BOURNE OF ABERYSTWYTH
Minister for Faith (Reino Unido)

“El Papa es admirado en Gran Bretaña, no solo por los católicos. Es un líder en la defensa de las comunidades cristianas y en la defensa también del nombre de las religiones”.

“Es muy positivo ver que como país estamos implicados en esta defensa. El secretario de exteriores está muy comprometido en esta tarea”.

La persecución religiosa es un drama que afecta a 245 millones de cristianos en el mundo de acuerdo a las cifras que maneja Ayuda a la Iglesia Necesitada.

En pocas semanas el gobierno británico espera contar ya con medidas para poder asistir a los cristianos perseguidos.