Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El restaurante bíblico donde el amor por la comida tiende puentes de paz y diálogo


Bienvenidos al restaurante con sabor a Biblia. No muy lejos de los lugares más sagrados de Jerusalén es posible comer exquisitos platos hechos con ingredientes bíblicos, tales como hierbas o especias, y cocinados con métodos artesanales.

El artífice es Moshe Basson, un chef judío de origen iraquí especializado en la milenaria cocina de Oriente Medio. Moshe Basson es una suerte de arqueólogo gastronómico.

MOSHE BASSON
Chef
“Me encanta la Biblia, amo la Biblia. He encontrado en ella muchas conexiones. Por ejemplo, uso el hisopo que aparece en la Biblia cuando Moisés guía al pueblo de Israel fuera de Egipto. El pidió a los israelitas que con el hisopo marcaran las jambas de las puertas con la sangre de cordero para que no les afectase la plaga”.

Esta pasión por las Sagradas Escrituras se traduce entre sus fogones en forma de las llamadas “siete especies”, siete frutos que se mencionan en la Biblia como propios de esas tierras. Son el trigo, la cebada, la uva, el higo, la granada, la oliva y los dátiles, ingredientes que se incluyen de una u otra forma en sus platos.

Desde 2001 además Moshe Basson forma parte de la iniciativa “Chefs for Peace”, un grupo de cerca de 30 cocineros árabes e israelíes, judíos, musulmanes y cristianos, convencidos de que sentarse a la mesa y compartir una buena comida puede tender puentes de paz y de diálogo.

MOSHE BASSON
Chef
“Comencé cocinando con mi madre y con su madre, mi abuela, y otras mujeres de la región de otras religiones. Pertenezco a un grupo llamado Chefs por la paz que reúne a musulmanes, israelíes judíos y cristianos. Mis profesoras fueron las madres que hacían esta comida... Para mí fueron una inspiración. Encontré que esa comida estaba conectada con la Biblia”.

En The Eucalyptus, su restaurante, se sientan a la mesa personas venidas de todo el mundo y de todas las religiones. Dice que la buena gastronomía no sabe de credos, razas o nacionalidades. 

MOSHE BASSON
Chef
“La comida une a las personas. Cuando comes, tienes que abrir la boca y, en ese momento, se usa la boca para hablar. Cuando las personas están separadas es cuando surgen los problemas y el odio”.

Por eso, tras comer en The Eucalyptus el chef quiere sus comensales no solo salgan satisfechos sino que se lleven también consigo el sabor de una tierra capaz de acoger a todos.