Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Jueces rechazan recurso presentado por el cardenal George Pell


Este fue el veredicto pronunciado por los jueces de Australia que examinaron el recurso presentado por el cardenal George Pell. 

Las órdenes del tribunal son que se concede una autorización para presentar un recurso FLASH y la apelación es desestimada. 

Por mayoría de dos a uno, el Tribunal desestimó el recurso presentado por el cardenal George Pell contra su condena por la comisión de delitos sexuales.

El cardenal de 78 años y exprefecto de la Secretaría de Economía del Vaticano fue condenado a principios de año por cuatro actos indecentes y uno por violencia sexual. Los hechos se remontan a la década de los 90, y la condena fue de seis años de prisión.

El recurso presentado por el cardenal Pell se basaba en tres motivos: uno relativo a la fiabilidad de las pruebas utilizadas para condenarlo y los otros dos en relación con supuestos errores jurídicos que se cometieron durante el proceso.

El cardenal todavía puede presentar un último recurso. Si no lo consigue deberá permanecer en prisión 6 años, aunque tras tres años y ocho meses puede pedir la libertad condicional.

El cardenal George Pell ha reiterado su inocencia.

En Roma, el Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, aseguró que el Vaticano respetará al máximo la decisión tomada por los jueces.

MATTEO BRUNI
Director, Oficina de Prensa de la Santa Sede

En este momento, junto a la Iglesia en Australia, la Santa Sede confirma su cercanía a las víctimas de abuso sexual y su compromiso para perseguir, a través de las autoridades eclesiásticas competentes, a aquellos miembros del clero que cometan dichos abusos.

El Vaticano ya había impuesto al cardenal Pell medidas cautelares como la prohibición de celebrar misa en público y evitar cualquier contacto con menores.

Además desde hace meses ya hay un proceso canónico en curso. Si se le declara culpable podría ser expulsado del Colegio de Cardenales y hasta del sacerdocio.