Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa a obispos de Madagascar: Cuidado con candidatos al sacerdocio, no metáis al lobo entre las ovejas


El Papa Francisco se reunió con los obispos de Madagascar en la catedral de Andohalo.

En su discurso les pidió que sean cercanos a las preocupaciones de todos los ciudadanos de su país, independientemente de cuál sea su religión. 

Con un ejemplo muy explicativo, el Papa además les dijo que ser pastor tiene mucho que ver con el fútbol.

FRANCISCO
“El pastor es como el portero del equipo de fútbol, sabe parar el balón venga de donde venga, sabe afrontar la realidad como viene”.

También les dio un consejo: Que sean cercanos a Dios, al pueblo y especialmente a sus sacerdotes, el prójimo más prójimo del obispo, les dijo. 

FRANCISCO
“Si tu secretaria te deja en la lista la llamada de un sacerdote, ese mismo día o como máximo al día siguiente, devuélvele la llamada. Quizá no tengas tiempo de recibirlo pero llámalo. Así sabrá que tiene un padre”.

Por último el Papa les pidió que seleccionaran muy cuidadosamente a los candidatos al sacerdocio. 

FRANCISCO
“En algunos países de Europa es lamentable la falta de vocaciones que empuja al obispo a aceptar candidatos de aquí y de allá sin conocer cómo eran sus vidas. Y aceptan a los que han echado de otros seminarios o de la vida religiosa a los que han expulsado por inmorales o por otras deficiencias. Por favor, estad atentos. No hagáis entrar al lobo en la grey”.

Después Francisco saludó a todos los obispos de Madagascar y se hicieron esta foto de famlia.

Antes de marcharse de la catedral, el Papa rezó unos instantes ante la tumba de Victoire Rasoamanarivo, beatificada por Juan Pablo II hace 30 años durante su visita al país y primera beata malgacha.