Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Las recomendaciones del Papa Francisco para ser un buen obispo


El Papa Francisco sostuvo una reunión especial con todos los nuevos obispos que ha nombrado en el último año. Les dio consejos para desarrollar su nueva misión.

FRANCISCO
“Tenéis que ver, es decir, no mirar para otro lado. No fingir no ver nada. No dejar a la gente esperando y no ocultar los problemas debajo de la alfombra. Por tanto, debéis ser cercanos, estar en contacto con las personas, dedicarles más tiempo que a los despachos. No temer el contacto con la realidad, que hay que conocer y abrazar”.

El Papa les explicó que estas son las acciones propias del buen samaritano. Les dijo también que obispo tiene que tener una disponibilidad real.

FRANCISCO
“Necesitamos obispos capaces de escuchar el latido de sus comunidades y sus sacerdotes, incluso desde la distancia: escuchar el latido. Apóstoles de la escucha, que saben escuchar incluso lo que no es agradable de escuchar”.

Francisco insistió en que el obispo no está por encima de los demás o pertenece a una élite. Y antes de terminar, aprovechó para recordarles también que deben estar cerca de sus sacerdotes.

FRANCISCO
“Finalmente, os pido una vez más que reservéis la mayor cercanía para sus sacerdotes: el sacerdote es el prójimo más prójimo del obispo”.

Los obispos agradecieron las palabras de Francisco con un aplauso. El Papa les alentó a permanecer siempre cerca de la Virgen María para poner en práctica estos consejos.

Melissa Butz

Traducción: Daniel Díaz Vizzi