Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Maestro de llaves de los Museos Vaticanos: Cada día recorre 1,5 km para abrir sus salas


 Puedes ver el reportaje completo en Rome Reports Premium 

 https://www.romereportsespanol.tv/el-vaticano-por-dentro/videos/maestro-de-llaves-de-los-museos-vaticanos-recorre-1-5-km-para-abrir-sus-salas 

A primera hora de la mañana, Gianni Crea abre las puertas de los Museos Vaticanos a los miles de turistas que los visitan cada día.

Es el Maestro de llaves de los Museos Vaticanos. 

Cada día, a las 4:45 am coordina el trabajo de las cinco personas encargadas de abrir las salas de los museos. También supervisa a los encargados de cerrarlas alrededor de medianoche. 

Pero no sólo dirige estas operaciones. Cada mañana camina más de un kilómetro y medio encendiendo luces y abriendo las puertas.

GIANNI CREA
Maestro de llaves de los Museos Vaticanos
“Aquí estamos. Luego, continuaremos e iremos a la Galería Chiaramonti".

Cada cerradura y cada llave tienen un número que las identifica. Hay 2.979 llaves, pero después de estar aquí 21 años, Gianni las conoce como la palma de su mano. 

Uno de los momentos más especiales de su trabajo es encender las luces de la Capilla Sixtina. Aquí, cada mañana, entra a solas y se detiene unos instantes. 

GIANNI CREA
Maestro de llaves de los Museos Vaticanos
“Tengo la oportunidad de abrir la Capilla Sixtina para turistas que vienen de todas las partes del mundo. Es única, extraordinaria, preciosa, para mí y para mis compañeros. Estamos en el centro del cristianismo, y como católico, esto es más de lo que uno puede desear”.

Todos los días se detiene para contemplar los frescos de Miguel Ángel y saludar a sus personajes. 

Pero la Capilla Sixtina no es lo único impactante de su recorrido. Sus pasillos y pinturas se han convertido en sus mejores amigos. 

Por ejemplo, el Jesús de este tapiz diseñado por Rafael le sigue con la mirada cada mañana mientras hace la ronda. Es una ilusión óptica que sigue sorprendiendo a los turistas.

Y justo después, enciende las luces de otra famosa galería. 

GIANNI CREA
Maestro de llaves de los Museos Vaticanos
“Estamos en la Galería de Mapas. Es una de las galerías más bellas. Aquí está representada toda Italia a través de sus mapas”.

Estos 40 mapas fueron encargados por el Papa Gregorio XII en 1580. Los diseñó Egnazio Danti para decorar este pasillo de más de 120 metros.

Cada obra de arte refleja algún aspecto de la fe, desde sus pasillos, hasta la Galería de las Estatuas o las estancias de Rafael. 

"Bueno. Ahora, acabamos de entrar en las estancias de Rafael."

Al final de su ronda, entra en un lugar reservado a los encargados de llaves. Desde esta espectacular terraza tiene una vista privilegiada de Roma. Pero para él no hay nada como los Museos. 

GIANNI CREA
Maestro de llaves de los Museos Vaticanos
"En los museos todos es hermoso, cada puerta, cada parte del museo tiene su propia historia, tiene su particularidad. Pero gana la Capilla Sixtina para su historia y su arte. En mi opinión, en la Capilla Sixtina, y en los museos vaticanos en general, el arte tiene el poder de unir a todos los pueblos del mundo".

Este poder se refleja también en el aumento del número de turistas que acuden cada año. Recuerda que cuando comenzó hace dos décadas, ni siquiera venían 2 millones de personas al año. Ahora el número casi se ha multiplicado por cuatro. Un testimonio de historia y de arte, pero también de la belleza que es capaz de inspirar la fe cristiana.