Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa sobre la guerra: El otro es una persona con dignidad y no un enemigo que destruir


Francisco mantuvo un encuentro con los capellanes militares que celebran en Roma un curso de formación en Derecho Internacional. 

Es la quinta edición de esta iniciativa que promueve el Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral, por eso, su prefecto, el cardenal Peter Turkson, saludó al Papa en nombre de todos los participantes. 

Francisco recordó que en los conflictos armados es necesario huir de una tentación muy concreta.

FRANCISCO
“Subrayaba la exigencia de rechazar la tentación de considerar al otro como un enemigo que destruir y no como una persona, dotada de una dignidad intrínseca, creada por Dios a su propia imagen”.

El Papa insistió en que cada ser humano es sagrado, también en un contexto bélico. Y explicó que es especialmente importante respetar la legalidad internacional en el caso de prisioneros de guerra o de civiles.

FRANCISCO
"El fundamento ético y la importancia crucial de estas normas para la salvaguardia de la dignidad humana en el trágico contexto de los conflictos armados, hace que tengan que ser adecuada y rigurosamente respetadas y aplicadas. Eso también vale para las personas detenidas, independientemente de la naturaleza y gravedad de los crímenes que puedan haber cometido”.

Por último, el Papa recordó que en 2019 se cumplen 70 años de la Convención de Ginebra para la protección de víctimas de guerra y deseó que estas normas sean respetadas y, sobre todo, reforzadas allí donde sea oportuno.

Ángeles Conde