Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La casa de sacerdotes y seminaristas de África en el corazón del Vaticano


 Puedes ver el reportaje completo en Rome Reports Premium:

 https://www.romereportsespanol.tv/el-vaticano-por-dentro/videos/la-casa-de-sacerdotes-y-seminaristas-de-africa-en-el-corazon-del-vaticano 

---------

La Santa Sede mantiene relaciones diplomáticas con 183 Estados, pero en los Jardines Vaticanos sólo hay un Colegio Pontificio: el de Etiopía y Eritrea. 

En sus orígenes se utilizó como hogar para peregrinos y monjes procedentes de estos dos países.

HAILEMIKAEL BERAKI
Rector del Colegio Etíope
“La presencia de monjes y peregrinos etíopes se remonta al siglo XV, cuando el Papa Sixto IV regaló a Etiopía la pequeña iglesia de san Esteban y la casa que está detrás de la basílica de San Pedro. En 1919, Benedicto XV lo convirtió en seminario”.

La primera promoción de seminaristas comenzó a estudiar ese mismo año, 1919. Eran ocho estudiantes, dos de Etiopía y seis de Eritrea. Más tarde, en 1929, se trasladaron a una sede más grande, situada también en los Jardines Vaticanos. 

Desde entonces han pasado por aquí casi 300 seminaristas. Y actualmente residen 20 estudiantes, para ampliar sus estudios.  

Thomas Weldeslassie es un estudiante de Etiopía. Está terminando su doctorado en Filosofía, después de enseñar en su país durante casi 20 años. 

P. THOMAS WELDESLASSIE
Estudiante, Colegio Etíope
“Tenemos una larga historia en el Vaticano. Es un privilegio estar aquí como continuación de nuestros antepasados que venían como peregrinos. Más tarde se convirtió en seminario y colegio sacerdotal. Pienso que nuestra presencia aquí tiene gran valor espiritual y cultural”.

Desde que los primeros seminaristas llegaron aquí, el rector y el vicerrector han sido siempre monjes capuchinos. Esta tradición sigue vigente. Además, el rector procede de Eritrea y el vicerrector, de Etiopía. 

HAILEMARIAM WORAKO
Vicerrector del Colegio Etíope
“Mantenemos esta tradición. Estamos ayudando a nuestras diócesis y a muchos estudiantes este año. Es una gran alegría servir a la Iglesia y a nuestro pueblo”

HAILEMIKAEL BERAKI
Rector del Colegio Etíope
“Estoy muy contento. Es un gran privilegio. Es un gesto de cariño de los Papas que quienes venimos de Etiopía podamos residir aquí, en el corazón de la Iglesia, en los Jardines Vaticanos”.

Una de las peculiaridades de este lugar en el corazón del Vaticano es que no sigue el rito latino. Y es que aquí se forman sacerdotes diocesanos de Etiopía y Eritrea que tienen su propio rito oriental. 

MONS. TSEGAYE KENENI
Vicariato Apostólico de Soddo
“Tenemos ambos ritos en Etiopía. Es decir, además del latino, el etíope, o ge'ez, que compartimos con la Iglesia eritrea, que es católica, y con la ortodoxa. La Iglesia ortodoxa sigue el rito oriental, litúrgica, cultural y tradicionalmente”.

La primera evangelización comenzó en el norte de Etiopía, donde mantienen sus antiguas raíces litúrgicas. En el sur, los misioneros evangelizaban con el rito latino, ya que venían de países europeos. 

Por eso, los sacerdotes de Etiopía deben conocer ambos ritos, para poder trabajar en cualquier región

MONS. TSEGAYE KENENI
Vicariato Apostólico de Soddo
“Yo pertenezco al rito etíope, aunque ahora estoy en el Vicariato latino. Así que no debo mezclar los ritos. Debo usar el rito correcto en función del lugar donde estoy, y por eso ahora uso el rito latino.”

Independientemente de los ritos, aquí los estudiantes, rectores y antiguos alumnos, están de acuerdo en que en este lugar personas de ambos países se sienten en casa. Es un pequeño rincón de África en los Jardines Vaticanos. 

Melissa Butz
Carlos Colomer Barcia