Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco pide a los postuladores que no se dejen llevar por intereses


Francisco se reunió con los miembros de la Congregación para las Causas de los Santos por el 50 aniversario de su institución.

El Papa dijo que las beatificaciones y canonizaciones han sido numerosas y que son la prueba de que la santidad no es algo inalcanzable. Señaló que todos pueden llegar a ella: padres y madres que se esfuerzan por educar bien a sus hijos, enfermos que no caen en el desánimo por estar impedidos o ancianos que que soportan con alegría el peso de los años y la soledad.

FRANCISCO
Muchas veces esta es la santidad “de la puerta de al lado” de quienes viven cerca de nosotros y que son reflejo de la presencia de Dios.

Francisco lanzó un mensaje para los postuladores de las causas de canonización. Les pidió que no dejen llevar por presiones que les impidan realizar su trabajo con lo que llamó “espíritu de servicio a la verdad”.

FRANCISCO
Que no se dejen guiar de visiones materiales y de intereses económicos, que no busquen su afirmación personal y que sobre todo huyan de todo aquello que está en contradicción con el significado del trabajo eclesial que realizan.

A lo largo de su pontificado el papa ha canonizado a casi 900 personas. También ha escrito la exhortación apostólica Gaudete et exultate, en la que subraya que la santidad no es una vía estrecha destinada a unos pocos sino que es universal.

Javier Romero