Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

“A través de las lenguas indígenas entramos en la Iglesia”


Aland y Teresa son de Cuba y han dedicado su vida a la música sacra, a los repertorios de América Latina de la época barroca.

Su trabajo los ha llevado a recorrer medio mundo, aunque la fe la encontraron en casa. Su encuentro con ella fue tardío y de la mano de las lenguas indígenas. Todo comenzó cuando contactaron con una comunidad religiosa en Cuba. Fueron allí para estudiar y para dar clases a los niños que las monjas atendían.

TERESA PAZ
"Llegamos ahí para buscar las traducciones de unos textos que pertenecían a las misiones jesuíticas y las hermanas comenzaron a darnos los textos, e incluso me regalaron un Padrenuestro en guaraní que yo guardo con especial fe y ahí comenzamos a trabajar. Y fue como si se hubiera hecho una luz para vosotros. O sea que a través de las lenguas indígenas hemos entrado en este paraíso divino que es la fe".

Recuerdan que para ellos fue ejemplar ver cómo las monjas afrontaron el devastador huracán Irma, uno de los más violentos de los últimos 15 años.

ALAND LÓPEZ
"El momento que pasó el huracán Irma... las hermanas estuvieron todo el tiempo ayudando a la gente FLASH Donde estaba situada esta comunidad fue uno de los que más sufrió con el huracán y nosotros tuvimos la oportunidad de compartir ese momento y ayudar y ver la manera en que se entregaban".

El contacto con las religiosas fue determinante para que dieran un paso adelante y decidieran casarse por la Iglesia. Para eso Aland tuvo que bautizarse. Desde entonces han vivido la fe de un modo profundo.

También ha podido estar cerca de los papas que visitaron la isla. Teresa no olvidará jamás cuando pudo cantar nada menos que ante Juan Pablo II durante su histórica visita al país en 1998. 

TERESA PAZ
"Yo estaba esperando y tenía que comenzar con un solo, con mi voz sola a su entrada y realmente me puse muy nerviosa porque para mí tenía un gran significado. Era la primera vez que me encontraba con una persona de esa magnitud, además una persona tan especial como fue el Papa Juan Pablo II".

Aunque no ha sido el único Papa del que han estado cerca. A Francisco lo pudieron saludar en 2015, cuando vistó el país. Solo les falta conocer a Benedicto XVI, un amante de la música sacra. Ante él estarían encantados de poder tocar las mejores piezas de su repertorio.

Javier Romero