Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

“Como sacerdote, nunca he visto tanta disposición de los católicos contra el racismo”


El sacerdote de Luisiana, Josh Johnson dice que “nació para un momento como el actual”. Su padre es un policía protestante afroamericano, y su madre una enfermera blanca y católica. Dice que él también ha experimentado maltrato por parte de policías, pero que no todos los policías abusan de su poder.

Asegura que con la ola de protestas que provocó la muerte de George Floyd en EE.UU., también ha visto entre los católicos una mayor disposición a escuchar y a formarse contra el racismo.

P. JOSH JOHNSON
Sacerdote y activista contra el racismo
“Tras la muerte de George Floyd, muchos han estado más abiertos a escuchar sobre el racismo, y a aprender cómo pueden ser instrumentos de Dios para ser parte de la solución. Eso nunca lo había visto, como sacerdote. Ha sido estupendo poder trabajar con personas de todo el país: sacerdotes, obispos, religiosos y laicos interesados en aprender cómo podemos ser instrumentos de Dios para sanar esta situación”.

Este sacerdote dice que hoy el racismo es combatido por los futuros santos, que aceptan el desafío y abandonan su zona de confort para actuar. 

Desde hace tiempo propone a los católicos la idea de defender al Cuerpo de Cristo, que incluye a todos.   

P. JOSH JOHNSON
Sacerdote y activista contra el racismo
“Lo primero que necesitamos es rezar, y luego ayunar. Ayunar de lo que normalmente escuchamos, y luego ayunar de hablar, para que cuando vayamos a leer la Biblia con hermanos y hermanas que son diferentes a nosotros, podamos oírlos y escucharlos”.

Explica que la escucha construye la confianza, rompen los muros que separan y trae la sanación. Josh Johnson asegura con orgullo que muchos le han apoyado en la Iglesia. Pero no todos los católicos ven la importancia de la unidad racial en el Cuerpo de Cristo. 

P. JOSH JOHNSON
Sacerdote y activista contra el racismo
“Lo he escuchado a algunas personas que llevan alzacuellos, y a católicos que van todos los días a misa: ‘Las cosas están ahora mucho mejor, ¿por qué no se conforman con la mediocridad?’ Yo respondo: '¡No! Dios nos ha llamado a la grandeza’”.

Es sacerdote desde hace sólo seis años. Lleva mucho tiempo hablando del racismo. Y dice que seguirá haciéndolo, hasta que sea eliminado para siempre. 

Melissa Butz
Traducción: JMB