Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en Ángelus: La Asunción de la Virgen es más importante que haber pisado la Luna


Durante el Ángelus, el Papa habló del encuentro de Jesús con la mujer cananea que le rogó que curase a su hija. Francisco invitó a rezar a Cristo con tanta fe como lo hizo esta mujer pagana.

FRANCISCO
“Recordemos esta oración: Señor si quieres, puedes curarme. Hermosa oración”.

En los saludos posteriores, el Papa aseguró que reza por aquellas situaciones que provocan dolor en el mundo. Recordó de nuevo el Líbano y pidió paz en Bielorrusia, donde las protestas tras las elecciones están siendo duramente reprimidas.

FRANCISCO
“Sigo con atención la situación postelectoral en este país y hago un llamamiento al diálogo, al rechazo de la violencia y al respeto de la justicia y el derecho”.

El Papa deseó un buen descanso veraniego a todos, pero también pidió que no nos olvidemos de algo.

FRANCISCO
“Que esto no nos haga olvidar los problemas que hay por el COVID. Hay muchas familias que no tienen trabajo, que lo han perdido y no tienen para comer”.

En la solemnidad de nuestra señora de la Asunción, Francisco también presidió el rezo del Ángelus. El Papa dijo que la Asunción de la Virgen a los Cielos es más importante que la llegada el hombre a la Luna.

FRANCISCO
“De poco sirve ir a la Luna si no vivimos como hermanos en la Tierra. Pero que una de nosotros viva en el Cielo con el cuerpo nos da esperanza: entendemos que somos valiosos, destinados a resucitar. Dios no dejará desvanecer nuestro cuerpo en la nada”.

Un día más, Francisco no se olvidó de quienes más sufren y pidió calma y diálogo para el enfrentamiento que mantienen tres países por el agua del río Nilo.

FRANCISCO
“Hoy quisiera rezar en particular por la población de la región septentrional de Nigeria, víctima de violencia y ataques terroristas”.
“Que sea el diálogo, queridos hermanos de Egipto, de Etiopía y de Sudán, que sea el diálogo vuestra única elección, por el bien de vuestras queridas poblaciones y del mundo entero”.

Por último, por ser el día de la Asunción de la Virgen, Francisco invitó a recordarla especialmente y a hacer una visita a un santuario mariano para venerarla.