Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El violinista eslovaco que desde este sábado será sacerdote


Este es el “Mucha Quartet” de Eslovaquia. Está interpretando una pieza de uno de los músicos más conocidos de este país, Ján Levoslav Bella.

ANDREJ MATIS
“Cuando tenía quince años decidí tocar el violín profesionalmente y por eso fui a vivir a Bratislava, la capital de mi país. Y allí además de recibir las clases de violín conocí el Opus Dei, gracias a la residencia en la que vivía, y allí también aprendí que la música, aparte de ser mi vocación profesional, también puede ser un camino que me acerque a Dios y que acerque a Dios a mis amigos”.

Cuando tenía 21 años, Andrej decidió hacerse del Opus Dei y puso su vida al servicio de Dios y de la Iglesia. Han pasado unos años y ahora se hará sacerdote junto a otros 28 diáconos.

ANDREJ MATIS
“Mi vida ha sido una aventura. Y como a veces pasa en los libros de aventura, no sabes qué va a pasar en la página siguiente”.

ANDREJ MATIS
“Mis amigos me preguntaban: ¿Estás seguro que quieres dejar la música? Has dedicado mucho tiempo de tu vida, has hecho mucho trabajo, y ahora lo dejas todo para dedicarte a otra cosa”.
“Veo mucha continuidad entre lo que hacía antes siendo artista, y lo que haré ahora. Porque como he dicho, al final, el arte, la música, puede ser un camino que me acerca a Dios, que acerca Dios a mis amigos, y siendo sacerdote me gustaría hacer lo mismo”.

Andrej no tienen un único compositor preferido, pero tiene cariño por autores rusos de la primera mitad del siglo XX, como Shostakovitch, Prokofiev y Stravinsky.

Ahora no dedicará tanto tiempo al violín, pero como sacerdote, con su vida tocará las cuerdas del alma de muchas personas. 

La ordenación sacerdotal será el sábado 5 de septiembre. Son 29 nuevos sacerdotes del Opus Dei y proceden de 13 países. Les ordenará el cardenal secretario de Estado Pietro Parolin.