Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Una réplica del monumento a migrantes y refugiados del Vaticano se instala en EE.UU.


Una copia de esta escultura “Angels Unawares” (Ángeles sin saberlo), dedicada a migrantes y refugiados, se acaba de instalar en Washington.

Se trata de la obra que está en el Vaticano y ahora también aquí, en el campus de la Universidad Católica de América. Su autor es el canadiense Timoty Schmals.

TIMOTHY SCHMALS
Artista
“Me pidieron una escultura que reflejara la idea de la migración. Me la imaginé como una barca repleta de migrantes, de la que salen las alas de un ángel”.

Esta obra fue instalada en plaza de San Pedro en 2019 por el Papa Francisco. La inauguró en la Jornada Mundial que la Iglesia dedica a migrantes y refugiados.

En esa misma fecha, un año después, el Papa recordó el significado de esa escultura y pidió reflexionar sobre este drama que afecta a millones de personas.

FRANCISCO
Este año quise dedicar mi mensaje a los desplazados internos, quienes son obligados a huir, como sucedió también a Jesús y a su familia. “Como Jesús, obligados a huir”, lo mismo sucede con las personas desplazadas, los migrantes.

La escultura de bronce refleja un grupo de migrantes y refugiados de diferentes orígenes raciales y momentos históricos. De entre todos ellos emergen las alas de un ángel.

Timothy Schmalz explica que fue la carta a los Hebreos de San Pablo, un pasaje en el que pide refugio, la que le inspiró esta obra. Dice que los que piden ayuda pueden ser “ángeles sin saberlo”.

TIMOTHY SCHMALS
Artista
“En cierto sentido, todos los que están en esa barca se convierten en ángeles. Es precioso porque a simple vista se ven refugiados contemporáneos junto a personas de otros tiempos. Por ejemplo, se ve a judíos escapando de la Alemania Nazi y a los irlandeses que viajan a Estados Unidos a causa de la hambruna”.

El artista utilizó fotos de migrantes verdaderos para plasmar su rostro en la escultura. Una obra de arte que reivindica que cada vida es sagrada y que no se debe olvidar que todos los pueblos, en algún momento de su historia, fueron migrantes.

Christian Campos
Traducción: Javier Romero