Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El terremoto en Indonesia que ha provocado dos mensajes de solidaridad del Papa


El viernes 15 de enero a las 1:28 de la mañana, un violento terremoto sacudió la isla de Sulawesi, en Indonesia. El epicentro estaba a 6 kilómetros al noreste de la ciudad de Majene y acabó con la vida de decenas de personas pues derribó casas y edificios.

Las cifras oficiales hablan de al menos 600 heridos y 15.000 desplazados que tuvieron que abandonar sus hogares en medio de la noche ante el terrible terremoto de 6.2 de magnitud en la escala Richter.

Inmediatamente, ese mismo día, el Papa Francisco envió un mensaje de apoyo. Después, durante el Ángelus, expresó su profunda tristeza por la tragedia y pidió oraciones por las víctimas y sus familias.

FRANCISCO
Expreso mi cercanía a las personas de la isla de Sulawesi, en Indonesia, sacudida por un fuerte terremoto. Rezo por los difuntos, por los heridos y por cuantos han perdido la casa y el trabajo. El Señor les consuele y sostenga los esfuerzos de cuantos están trabajando para ayudar.

A lo largo del fin de semana, los voluntarios y fuerzas de rescate han trabajado sin descanso en la búsqueda de supervivientes puesto que todavía hay personas bajo los escombros. Las autoridades están recopilando toda la información posible para hacerse cargo de los daños de este terrible terremoto.

Christian Campos

Traducción: Javier Romero