Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La iglesia en la que reposan dos papas Borja y resguardaba los restos de un rey español


Esta es la Iglesia Nacional Española de Santiago y Montserrat, en Roma. Un pequeño rincón de la península ibérica en la Ciudad Eterna.

Sus obras comenzaron en 1518 con un objetivo que no ha cambiado en 500 años: brindar acogida.

JOSÉ JAIME BROSEL
Rector, Iglesia Nacional Española en Roma
“Ofrecer una liturgia en español, unas actividades de catequesis, como nos pide la Conferencia Episcopal Española, en español para los españoles residentes o para no españoles, pero siempre en nuestra lengua y unas actividades culturales. Este quiere ser un lugar de encuentro para todos aquellos españoles para los que de alguna forma residen o pasan por esta ciudad”.

Este templo tiene un gran valor artístico, cultural, religioso e incluso político. 

Uno de los atractivos históricos más curiosos es esta capilla en la que se conservan las sepulturas de Calixto III y Alejandro VI, conocidos como los “Papas Borja”. También, en la misma capilla se resguardaron, durante 40 años, los restos del Rey Alfonso XIII.

La majestuosa riqueza arquitectónica de esa iglesia romana marcó un precedente en la construcción de templos en toda la urbe. 

JOSÉ JAIME BROSEL
Rector, Iglesia Nacional Española en Roma
“Esta es la primera iglesia en Roma con una sola nave y capillas laterales. Ya no tenemos la estructura de planta basilical con naves laterales y esta antecede a otros templos que luego seguirán en la misma línea”.

Aunque nació como una institución de acogida para los peregrinos, investigadores y personas con necesidades puntuales, este año el escenario cambió radicalmente por la pandemia. 

Desde repartir tickets de alimentación, mascarillas, sábanas e incluso asesoría jurídica a un grupo de estudiantes españoles en Roma. 

JOSÉ JAIME BROSEL
Rector, Iglesia Nacional Española en Roma
“Tuvimos acogidos, durante un par de semanas y en unas habitaciones externas a nuestro edificio, a una familia venida de América que por un motivo grave de salud se quedaron bloqueados en esta ciudad y recordando el origen de nuestra institución como hospital y hospedería de peregrinos necesitados, durante un par de semanas estuvieron alojados”.

Entre las obras de arte más importante de este templo están: La estatua del apóstol Santiago, creada por Jacopo Sansovino; el cuadro de San Diego de Alcalá, pintado por Annibale Carracci; y esta impresionante obra que representa a la Inmaculada Concepción, con la Iglesia Celeste y la Iglesia terrestre, obra de Louis Cousin.

Este año han puesto todos los esfuerzos por restaurar el paso del tiempo. Las labores incluyeron el mantenimiento al primer órgano eléctrico de Roma y a estas emprendidas campanas, una de ellas data de 1474. 

Su movimiento es único en toda Roma, ya que giran a la española, completamente.

Daniel Díaz Vizzi