Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Maria Luisa Berzosa, una de las mujeres más escuchadas por el Papa


Esta religiosa se llama María Luisa Berzosa. Es una mujer tenaz que ha participado en los últimos 2 sínodos, el de los jóvenes y el del Amazonía. 

Su nombre subió a la palestra pública en mayo de 2019, cuando el Papa Francisco la nombró una de las tres mujeres consultoras del Sínodo de los Obispos.

“Bueno, la flor de todos los jardines, la Berzosa”.

“De nuevo aquí me tienes”.

MARÍA LUISA BERZOSA
Consultora del Sínodo de los Obispos
“En el (Sínodo) de los jóvenes el Papa modificó el reglamento e introdujo, de su puño y letra, que los superiores generales, tanto sacerdotes o no, pudiesen votar. Y allí fue cuando la diferencia con las superioras generales no fue simplemente si soy mujer o soy varón. Y eso nos llevó a preguntarnos ¿dónde está la causa?”.

Es una amplia defensora del papel de la mujer en la Iglesia e insiste en que uno de los focos principales del pontificado de Francisco es despertar el espíritu del Concilio Vaticano II.

MARÍA LUISA BERZOSA
Consultora del Sínodo de los Obispos
“Me ha dolido la Iglesia pero nunca me he querido ir, siempre he querido estar dentro. Es decir, aquí es. Es la Iglesia de Jesús. Jesús e Iglesia es punto y seguido para mí, no separado y la Iglesia me tiene que ayudar a ir a Jesús y Jesús me devuelve a su Iglesia”.

Para María Luisa Berzosa la Iglesia debe buscar urgentemente modos creativos para atender las necesidades de las personas en medio de los desafíos de nuestros tiempos y para conseguirlo hay que escuchar y dar voz a todos.

MARÍA LUISA BERZOSA
Consultora del Sínodo de los Obispos
“En mi vida cotidiana, ¿qué hago yo como mujer en la Iglesia? Yo estoy dedicada a acompañamiento espiritual, a dar ejercicios, a escuchar a la gente a acompañar en la formación. Sigo siendo educadora aunque no este en la escuela. Yo insisto en lo cotidiano, en nuestros grupos, en nuestra forma de ser Iglesia debe ser sinodal, debe ser participada”.

Como parte del órgano permanente dedicado a preparar y coordinar las asambleas generales del sínodo, trabaja en el próximo, que será en el año 2022 y precisamente abordará la sinodalidad en la Iglesia.

Daniel Díaz Vizzi