Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa en encuentro con obispos: ¿No hay periodistas? Entonces puedo hablar libremente


A causa de la pandemia, el Papa no se había reunido con el pleno de los obispos italianos en los últimos dos años.

La 74 Asamblea General de la Conferencia Episcopal Italiana se desarrolló en un hotel romano y no dentro del Vaticano como suele ocurrir.

"¿No hay periodistas?" "Creo que no, no hay periodistas. Solamente estamos nosotros, Santidad". "Bien, entonces puedo hablar libremente".

El Papa enmarcó tres puntos de trabajo. El primero, los avances en tribunales eclesiásticos, de los que dijo estar satisfecho. En segundo lugar, los seminarios; dijo que no se puede bromear en la formación de los seminaristas.

FRANCISCO
“En este momento hay un peligro muy grande: equivocarse en la formación y equivocarse en la admisión de los seminaristas. Hemos visto con frecuencia a seminaristas que parecían buenos pero rígidos, y la rigidez no es un buen espíritu. Luego, nos dimos cuenta que detrás habían grandes problemas”.

Y el tercer punto es el que ha guiado esta etapa del pontificado de Francisco, la sinodalidad.

FRANCISCO
“El sínodo tiene que empezar desde abajo, desde las pequeñas comunidades, las pequeñas parroquias, y eso va a pedir paciencia, va a pedir trabajo, va a pedir que hagamos hablar a las personas, que salga la sabiduría del pueblo de Dios”.

Precisamente este es el tema en el que ya toda la Iglesia trabaja para afrontar en la próxima asamblea ordinaria del sínodo, en 2023, en Roma.  

VM