Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

El Papa se reúne con cientos de personas sin techo, y una organización que los ayuda


Unas 200 personas de la Asociación Lázaro recibieron cantando al Papa, en el encuentro que mantuvieron en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Esta organización nació en Francia hace 10 años. Organiza apartamentos compartidos de jóvenes con personas sin hogar. Así nacen amistades, y les ayudan a recomenzar o por ejemplo a buscar trabajo. Están ya en países como México, España, Bélgica y Francia.

“Vivimos juntos en apartamentos compartidos por personas que han vivido en la calle o han pasado por momentos difíciles”.

El Papa Francisco dejó de lado el discurso que había preparado y comentó lo que los asistentes le habían contado. Usó la metáfora de la puerta como analogía de la relación de cada persona con Dios.

FRANCISCO
Yo con la puerta ¿qué relación tengo? La puerta es Dios, entonces mi relación con la puerta ¿cuál es? ¿Me apropio la puerta para mí y no dejo entrar a nadie, o tengo miedo de golpear la puerta o espero sin golpear que alguno me la abra? Cada uno de nosotros tiene actitudes diversas con Dios, que es la puerta.

El Papa también dio las gracias a los hombres y mujeres de la Asociación Lázaro por abrir la puerta de sus casas a los demás, como otros hicieron en su día con ellos. Y luego se abrió paso entre los participantes para saludarlos personalmente.