Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Francisco advierte sobre qué riesgos habrá en el Sínodo


El Papa presidió una jornada de reflexión en el Vaticano con la vista puesta en la inauguración de la primera fase del Sínodo de Obispos sobre la sinodalidad.

El Papa dijo que el Sínodo tiene tres elementos esenciales: comunión, participación y misión.

FRANCISCO
Comunión y misión corren el riesgo de ser sólo términos un poco abstractos si no se cultiva una práctica eclesial que exprese la sinodalidad con detalle en cada paso del camino y a la hora de actuar, promoviendo una implicación real de todos y de cada uno.

Para evitar ese riesgo el sínodo comienza con una ambiciosa fase que se celebrará en cada diócesis. Los obispos deberán involucrar al mayor número posible de bautizados. El objetivo es que las propuestas de las Iglesias locales estén muy presentes en la asamblea final de Roma en 2023. 

El Papa señaló que hay otros riesgos que acechan al proceso sinodal.

FRANCISCO
(Dicen) 'Siempre se ha hecho así, es mejor no cambiar'. Quien se mueva en este horizonte, aunque sea sin darse cuenta, cae en el error de no tomar en serio los tiempos en los que estamos. El riesgo es que al final se adopten soluciones viejas para problemas nuevos.

La teóloga Cristina Inogés Sanz invitó a que intervengan quienes se han alejado de la Iglesia por los escándalos. Dijo que en esta conversación es necesario escuchar la voz de todos. 

CRISTINA INOGÉS SANZ
Teóloga
Es bueno y saludable corregir los errores, pedir perdón por los delitos cometidos y aprender a ser humildes. Seguramente viviremos momentos de dolor, pero el dolor forma parte del amor, y nos duele la Iglesia porque la amamos.

El cardenal Mario Grech pidió a todos los católicos que participen en este camino sinodal, especialmente a los indecisos.

CARD. MARIO GRECH
Secretario general del Sínodo de Obispos
No tengáis miedo de expresar también lo que os da miedo. En la secretaría del Sínodo, estamos para escuchar vuestras dudas, vuestros temores. Pueden ser saludables en este proceso sinodal.

En definitiva, como explicó el Papa, el sínodo no es un instrumento para crear otra Iglesia, sino para mejorarla.

CT/JRB

VM

-

-BN

Up: