Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Papa: Si hablamos de la fe como en el pasado no llegaremos a las nuevas generaciones


Francisco afrontó la delicada cuestión de cómo llevar el Evangelio a otras culturas sin anularlas por completo. Es lo que se llama la “inculturación”.

FRANCISCO
"Este es el verdadero sentido de la inculturación, que podamos anunciar a Cristo Salvador respetando lo bueno y auténtico que existe en cada cultura y en cada sociedad, considerando también su continua evolución".

Reconoció que no es fácil y que en el pasado se cometieron errores que privaron a la Iglesia de la riqueza de otras tradiciones locales. Dijo que esos cristianos se olvidaron del significado de la palabra católico.

FRANCISCO
"Son muchas las tentaciones de querer imponer el propio modelo de vida como si fuera el más evolucionado y apetecible. Y este es el sentido de decir que somos católicos, de hablar de Iglesia católica: no es una denominación sociológica para distinguirnos de otros cristianos. Católico es un adjetivo que significa universal".

Francisco puso como ejemplo de saber predicar con respeto a los jesuitas que viajaron a China e India: Matteo Ricci y Roberto de Nobili. Intentaron adaptarse a las costumbres locales sin renunciar al Evangelio para ser más eficaces en la predicación. Después invitó a la reflexión.

FRANCISCO
"Si pretendemos hablar de la fe como se hacía en los siglos pasados correríamos el riesgo de que las nuevas generaciones no nos entiendan".

Al terminar Francisco saludó a un grupo de religiosas escalabrinianas presentes y les agradeció el trabajo que hacen por los migrantes.

JRB

VM