Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Un niño sube al estrado para pedirle el solideo al Papa


Durante el saludo a los peregrinos en la audiencia, un niño subió al estrado y se acercó al Papa. Quería pedirle el solideo a Francisco. 

El staff del Vaticano le entregó uno y así el joven terminó saliendo con la suya y se llevó el preciado trofeo. 

Instantes más tarde el Papa reflexionó sobre lo sucedido y dijo: 

“Estos días estamos hablando sobre la libertad de la fe, escuchando la carta a los Gálatas. A mí me vino en mente lo que Jesús decía sobre la espontaneidad y la libertad de los niños, y cuando este niño ha tenido la libertad de acercarse y moverse como si estuviera en su casa. Y Jesús nos dice, también a vosotros, si no os hacéis como niños, no entraréis en el Reino de los Cielos. Tened la valentía de acercaos al Señor, de ser abiertos al Señor, de no tener miedo al Señor. Yo agradezco a este niño la lección que nos ha dado a todos. Y que el Señor le ayude en su limitación, en su crecimiento, porque ha dado este testimonio, que le salió del corazón. Los niños no tienen un corazón en modo automático que va del corazón a la vida. El corazón va adelante. Gracias”.

JRB

VM