Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Narendra Modi invita al Papa a viajar a la India


El primer ministro indio Narendra Modi se reunió por primera vez con Francisco. Era un encuentro delicado, pues Modi pertenece a un partido nacionalista hindú, muy celoso con las minorías de cristianos y musulmanes.

"Muchas gracias".
 

El primer ministro dijo en Twitter que la visita fue muy cálida, que pudieron afrontar muchas cuestiones, y que lo había invitado a India.
 

Como regalo, llevó al Papa un candelabro de plata típico de las iglesias de India. También un libro con sus medidas a favor del medio ambiente.
 

"Su tema preferido, el clima..."
 

El Papa le regaló uno de sus medallones de bronce más simbólicos. "El desierto se transformará en jardín".
 

También, algunos de sus escritos sobre la Fraternidad universal y sobre el medio ambiente. Y antes de marcharse, le dio un regalo personal.
 

"La medalla de mi noveno año de pontificado. Para usted. Y esta, para su madre".
 

Una visita llena de gestos de cordialidad.
 

Y antes de marcharse, el primer ministro le repitió la invitación a viajar a India.
 

"Muchas gracias por su visita. Estoy feliz".
"Ha sido un honor para mí".
"...Muy feliz".
"Me gustaría verle en India".
 

El Papa estuvo a punto de viajar a India en 2017, pero el gobierno decidió no invitarle por supuestos problemas de agenda. Lo cierto es que le preocupa la reacción de algunos grupos de nacionalistas hindúes radicales muy celosos de la identidad del país, que hasta hace pocos años han cometido atentados violentos contra las minorías cristiana y musulmana.
 

Los cristianos son sólo el 1,5% de los 1.300 millones de habitantes de India.