Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Afectuoso encuentro entre Francisco y el Santo Sínodo de Chipre


Los gestos son especialmente importantes en las visitas ecuménicas y en el encuentro entre Francisco y el arzobispo ortodoxo de Chipre Jrisóstomo II, hubo varios.

El Papa se desplazó para visitarlo al palacio episcopal construido en la década de los 50 por el primer presidente de Chipre Makarios III.

Besó las manos al enviado a recibirle, como más tarde hizo con otros delegados enviados por el arzobispo. Luego subió las escaleras ayudándose del pasamanos.

El arzobispo lo esperaba dentro y se saludaron con afecto.

Una vez dentro y solucionado el problema de los traductores.

FRANCISCO

ORIG. ITALIANO

“Usted le traduce a él y él lo traduce a mí”.

“Muy bien”.

Se reunieron por unos 30 minutos, tras lo cual ambos se desplazaron a la catedral ortodoxa para estar con el Santo Sínodo.

La catedral es sencilla por fuera pero rica por dentro.

Allí Francisco señaló la importancia de dar pasos concretos hacia la comunión en campos como la caridad o la educación y de dejar atrás prejuicios del pasado. El Papa señaló que esta es la vía del Espíritu Santo.

FRANCISCO

ORIG. ITALIANO

"Él nos invita a no resignarnos ante las divisiones del pasado y a cultivar juntos el campo del Reino con paciencia, asiduidad y concreción".

Por otro lado el Papa dijo que es importante no apegarse a cosas que no son esenciales y que terminan por dividir. 

Destacó que hay que ser abiertos a las novedades siempre y cuando no se conviertan en obstáculo para la relación con Dios.

FRANCISCO

ORIG. ITALIANO

"No hablo de despojarnos de lo que es sacro y ayuda a encontrar al Señor, sino del riesgo de absolutizar ciertos usos y costumbres, no esenciales para vivir la fe".

Al terminar el encuentro el arzobispo ortodoxo regaló al Papa este icono de la Virgen.

Francisco, por su parte, entregó al arzobispo el Codex Pauli, que contiene una selección de ilustraciones y obras de arte relacionados con San Pablo y que fue realizado por los 2.000 años del nacimiento del apóstol.

JRB