Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

De Nigeria a hospital de Roma para curar a sus hijas, gracias a monjas


Charity y Anthony Okoye están en Roma con sus dos hijas, Regina, de 3 años y Cioma, de 1. Han viajado desde Nigeria para que reciban tratamiento médico en el hospital infantil Bambino Gesù del Vaticano.

Pero no han llegado solos. Las Hermanas de Jesús Redentor de Nigeria y Roma trabajaron para que las niñas recibieran la atención médica que necesitan.

H. MARGHERITA
Hermanas de Jesús Redentor (Roma)
“Me puse en contacto con el hospital Bambino Gesù. Encontramos expertos maravillosos que estaban más que dispuestos a ayudar. Uno de ellos nos ayudó especialmente. Se puso en contacto con la familia para seguir la situación de las niñas desde Roma. Pero en un momento dado, dijo que era imposible curarla desde tan lejos”.

Entonces, la hermana Margherita habló de las niñas a la presidenta del hospital, Mariella Enoc, que accedió a traerlas a Roma para curarlas.

CHARITY OKOYE
“Todo ha sido obra de Dios. Es obra de Dios. Por eso tenemos esta ayuda”.

ANTHONY OKOYE
“Yo estaba muy muy feliz. Incluso mi familia, estamos muy contentos”.

Pero no sólo las religiosas están ayudando. Vittoria Riccardo, presidenta de la asociación “C'era una nota”, se enteró de la situación y se ofreció a proporcionar a la familia Okoye alojamiento en Roma.

H. MARGHERITA
Hermanas de Jesús Redentor (Roma)
“Como (Vittoria) tiene una asociación que colabora con el Hospital Bambino Gesù para alojar a familias con niños enfermos, se ofreció a acoger a toda la familia. Porque al principio nos dijeron que tal vez fuera necesario que la madre se quedara en un lugar y el padre en otro. Pero eso no me parecía bien. Así que cuando encontramos esta solución, me pareció la mejor opción”.

CHARITY OKOYE
“Es muy agradable. Nos sentimos muy relajados. Sí. Nos sentimos muy acogidos”.

Incluso una comunidad parroquial de Malta está colaborando para cubrir los gastos de la familia de ahora en adelante.

H. MARGHERITA
Hermanas de Jesús Redentor (Roma)
“Han llegado hasta aquí, pero ahora tenemos que estar cerca de ellos. Estamos aquí para ellos, para lo que necesiten”.

Regina, que tiene un problema respiratorio, recibirá al menos dos meses de tratamiento y posiblemente será operada. Su hermana menor, Cioma, será tratada por un problema neurológico.

Charity y Anthony no saben cuándo podrán regresar a casa, a Nigeria. Pero gracias a la compasión de los que una vez fueron completos desconocidos, es una experiencia por la que no tienen que pasar solos.

CT

TR: BSB