Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

Rome Reports

Usted está usando un navegador desactualizado

Con el fin de ofrecer la mayor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de vanguardia en desarrollo web que requieren un navegador moderno. Para poder visualizar esta página, usa Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

La historia del primer matrimonio beatificado


Los Beltrame eran italianos y sus vidas transcurrieron en la primera mitad del siglo XX. Tuvieron cuatro hijos y aunque la alegría era constante, no siempre fue así.

El cuarto embarazo de María fue difícil. El consejo médico fue abortar, pero se negaron. Por el delicado estado de salud de María, Luigi se hizo cargo de sus otros tres hijos durante los siguientes meses, cosa rara para la época. 

Finalmente, Enrichetta nace en 1914 sin graves complicaciones. Fuera del peligro, Luigi no abandona su papel como un padre activo, sino que seguirá estando presente en la vida de sus hijos, al igual que María.

PAOLA DAL TOSO
Profesora y biógrafa de los beatos
María sigue de cerca algunos momentos importantes de la vida de sus hijos. Les escribe cartas y cada uno de ellos las guardará de forma especial.

Son recomendaciones a través de las cuales una madre quiere recordar a sus hijos lo que considera importante. Lo hace a través de la escritura y es una prueba de la atención educativa que María seguirá realizando incluso cuando sus hijos se ordenaron sacerdotes.

Los esposos Beltrame fueron conocidos por involucrarse en organizaciones religiosas. Fueron grandes promotores de los Scouts en Italia e, incluso, durante la Segunda Guerra Mundial asistieron a al menos 150 personas que huían de la persecución nazi.

Son considerados los iniciadores de la pastoral familiar en la diócesis de Roma. María incluso dejó escritos sobre la Eucaristía, la educación de los hijos y el matrimonio. Son documentos que siguen siendo consultados por las familias de hoy.

MRR